Debes saberGuíasNuestras marcas

Cómo acertar con la ropa del bebé

noviembre 25, 2011 1 comentario

Cómo acertar con la ropa del bebé“¿Tendrá frío? ¿Tendrá calor? ¿Y si suda? ¿Y si se enfría?” Son preguntas que seguramente te harás un montón de veces al día, especialmente cuando llegan los cambios de tiempo.

Esta preocupación tiene una base científica, porque los bebés son más sensibles al frío y al calor. Esto se debe a varios motivos.

Para empezar, los mecanismos de regulación de la temperatura son menos eficientes en los niños pequeños y los ancianos. Además, los recién nacidos no saben tiritar ni mover las piernas y los brazos para entrar en calor como haría un adulto.

Por otro lado, la capa de grasa de su piel es todavía muy fina y además su capacidad de intercambio de calor con el entorno es, en proporción, muy superior a la de una persona adulta. Finalmente, los bebés tardan más en empezar a sudar que los adultos, lo cual no significa que no tengan calor.

Por todo eso, es importante que elijas correctamente la ropa con la que vistes a tu bebé, además de aprender a controlar correctamente su temperatura.

En este sentido, ten en cuenta que, al igual que los adultos, los niños suelen tener las manos y los pies más fríos que el resto del cuerpo. Por lo tanto, para saber con más exactitud si tiene frío o calor, lo mejor es que les toques el cuello o la nuca, que son las áreas más fiables.

A la hora de escoger la ropa, tampoco conviene excederse. La regla general es que tu bebé debe llevar la misma cantidad de ropa que los adultos que están a su alrededor, más una capa extra para compensar el hecho de que al no moverse, no genera calor.

Como a veces es complicado acertar, más que abrigarle con prendas gruesas lo mejor es vestirle a capas (body, camisa, pantalón o falda, chaqueta, abrigo, bufanda, gorro, mantita o saco, etc.) De esta forma, podrás ir añadiendo o retirando prendas en función de cómo evolucione la temperatura ambiental, sin bruscos contrastes térmicos.

Finalmente, cuando duerme no es recomendable que las prendas que lleva o la ropa de la cuna le arropen en exceso, ya que si le ciñes demasiado podrías dificultarle la respiración. Lo mejor es ajustar la manta o sábana dejando margen para que se mueva y controlarle regularmente para volver a arroparlo si se destapa durante el sueño.

¿Qué trucos usas para acertar con la ropita de tu bebé? ¡Compártelos!

Image: Tina Phillips / FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

Equipa a tu bebé para el verano | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé junio 27, 2014 at 1:33 pm

[…] transpirable y le permita suficiente libertad de movimientos. Sin embargo, a menudo es difícil acertar con la ropa del bebé, de modo que más vale llevar recambios y prendas adicionales por si […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación