A comerConsejosLactanciaSalud

¿Es normal que mi bebé regurgite la leche?

noviembre 2, 2011 4 Comments

¿Es normal que mi bebé regurgite la leche?Acabas de darle el pecho o un biberón a tu bebé, le has hecho expulsar los gases y cuando le coges en brazos para hacerle mimitos… ¡zas! Suelta un hilillo de leche que arruina la nueva chaqueta de mamá o papá. ¿Hasta qué punto son normales estas regurgitaciones?

En primer lugar, debes diferenciar entre la regurgitación y el vómito. Cuando el bebé expulsa una pequeña cantidad de leche, con poca fuerza, sin avisar y casi sin enterarse, se trata de una regurgitación y no tiene mayor importancia. Puede deberse a varios motivos:

  • El esófago (que es la válvula que cierra el estómago) no está del todo desarrollado en los primeros meses y eso favorece el reflujo.
  • Al cambiarle bruscamente de posición horizontal a vertical, puede producirse un reflujo, sobre todo si aún no toma sólidos.
  • Si el bebé ha comido mucho o de manera ansiosa, puede haber ingerido más capacidad de la que puede digerir, o un exceso de aire. Hazle eructar a menudo.
  • Cuando la postura de la toma no es correcta, el bebé no traga bien y esto favorece que la leche no se asiente en el estómago. Vigila y corrige la postura.
  • Si usas biberón, la leche artificial es menos digestiva que la materna y eso aumenta la posibilidad de reflujos después de una toma abundante.

Cuando hablamos de la expulsión más o menos violenta de todo o gran parte del alimento ingerido, entonces se trata de un vómito. Esto puede suceder ocasionalmente por algún pequeño problema digestivo. Cuando la regurgitación no alcanza la categoría de vómito pero es continua, puede tratarse de un problema de reflujo gástrico.

En cualquiera de estos casos, consulta al pediatra si notas alguno de estos síntomas:

  • El bebé no gana peso al ritmo normal para su edad (curva de desarrollo).
  • El bebé se encuentra inquieto y llora mucho (el reflujo irrita el sistema digestivo).
  • El reflujo se cuela en los pulmones y produce tos, atragantamientos, etc.

Afortunadamente, las afecciones estomacales en los bebés son poco frecuentes y generalmente las regurgitaciones van disminuyendo a medida que el bebé crece y la alimentación se enriquece con sólidos. De modo que, mientras no se produzca ningún otro síntoma preocupante… ¡lo mejor es que te armes de paciencia y una buena toalla!

¿Tienes algún truco de cosecha propia para evitar las regurgitaciones? ¡Cuéntalo!

Image: David Castillo Dominici / FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

4 Comments

¿Tu bebé babea demasiado? — Bebitus.com enero 8, 2013 at 8:21 am

[…] etc. y eso estimula la producción de saliva de su cuerpo. Además, si tu bebé acostumbra a regurgitar una parte de la leche que toma, generará aún más saliva para proteger la zona bucal de la […]

Reply
¿Cómo ayudar a tu bebé a expulsar los gases? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé febrero 13, 2014 at 12:45 pm

[…] y dale unas suaves palmaditas en la espalda. Es un sistema ideal para los bebés que tienden a regurgitar con el más mínimo movimiento después de […]

Reply
¿Es “normal” lo que le pasa a mi bebé? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé febrero 18, 2014 at 11:48 am

[…] solo expulsa una pequeña cantidad de leche después de comer no es un vómito, sino una regurgitación. Sucede cuando ha tomado demasiado, le has cambiado de postura bruscamente, ha comido con ansiedad, […]

Reply
¿Qué cantidad de leche debes poner en cada biberón? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé febrero 5, 2016 at 2:59 pm

[…] muchas mamás y papás se angustian porque su bebé no se acaba los biberones en cada toma, o regurgita parte de la leche que […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación