PsicologíaSalud

La importancia de descansar bien tras el parto

noviembre 4, 2011 1 comentario

La importancia de descansar bien tras el parto

La vuelta a casa después del nacimiento de un bebé no resulta fácil. Al agotamiento natural debido al proceso del parto y la cascada de emociones que lo acompañan, se suman nuevas responsabilidades, preocupaciones e inquietudes. Esto provoca que muchas mamás no duerman bien durante los primeros días, semanas e incluso meses.

En este sentido, los horarios que exige un bebé en cuanto a alimentación y cuidado pueden ser agotadores, sobre todo si das el pecho. Sin embargo, es imprescindible que intentes descansar al máximo para recuperarte pronto y poder atenderle mejor. Está demostrado que la falta de sueño afecta a la producción de leche, al vínculo emocional con tu bebé y a la relación con tu pareja, cuando debería ser más sólida que nunca.

Reparte las tareas
En primer lugar, lo más conveniente es ponerte de acuerdo con tu pareja y el resto de la familia para que tus responsabilidades se reduzcan al cuidado del bebé en este periodo inicial. Organizaos de forma que los demás se encarguen, aunque sea temporalmente, de asuntos como la limpieza, la colada, la comida, etc. Si en tu casa no están bien repartidas las tareas domésticas, es una magnífica ocasión para empezar a hacerlo.

Duerme a la vez que tu bebé
Por otro lado, notarás que el ciclo de tu sueño se acompasa poco a poco con el de tu bebé. Esto se debe a que las hormonas que libera tu organismo cuando das el pecho producen somnolencia, un mecanismo natural del cuerpo para asegurar que descansas lo suficiente. Aprovecha esta circunstancia para dormir un poco a lo largo del día, por ejemplo mientras el bebé hace su siesta. Así compensarás el sueño perdido de noche.

Limita las visitas
Asimismo, es recomendable limitar las visitas en las primeras semanas. Naturalmente, vuestros familiares y amigos tendrán muchas ganas de veros a tu bebé y a ti, pero eso no debe provocar que te agotes en exceso. No dudes en fijar unos horarios para las visitas acordes a tus necesidades de descanso y en pedir que se vayan cuando estés cansada. Los demás lo entenderán perfectamente, especialmente si han tenido bebés.

Haz ejercicio moderado
Por último, si padeces insomnio probablemente se deba a la ansiedad y al hecho de pasar demasiado tiempo recluida en casa pendiente de tu bebé, sin apenas moverte. Prueba a practicar ejercicios de relajación mental para combatir los nervios y a realizar una actividad física moderada a medida que tu cuerpo se vaya recuperando. Esto incluye salir a dar un paseo con tu bebé. Aunque tenga pocos días de vida, si lo vistes y proteges adecuadamente en su carrito no hay inconveniente y ambos dormiréis mejor.

¿Qué más consejos nos puedes dar para descansar en los primeros días?

Image: photostock / FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

jesús & marta noviembre 7, 2011 at 3:44 pm

Hola!

Muy buenos consejos.

Por nuestra experiencia añadiríamos que papá y mamá se pongan de acuerdo para que cada noche sólo uno de ellos se ocupe del bebé (excepto las tomas) y el otro pueda dormir tranquilo unas cuantas horas seguidas.

Nuestra nena Elvira ha salido llorona y los primeros días estábamos los dos destrozados. Ahora nos turnamos y cada noche uno de los dos puede dormir, aunque sea con tapones.

Saludos y felicidades por el blog, está muy bien, a ver cuando habláis de la depre postparto que también es otro tema aparte.

Jesús y Marta

Reply

Deja un comentario en esta publicación