ConsejosEmbarazoSalud

Controlar el peso durante el embarazo

enero 5, 2012 0 comentarios

Controlar el peso durante el embarazoDurante la gestación, el aumento de peso normal oscila entre los 10 y los 15 kilos en función de tu talla antes del embarazo. Dicho de otra forma, es habitual que engordes entre 1 y 1,5 kilos por cada mes de embarazo.

Este aumento de peso se divide en dos etapas: durante los primeros trimestres, el feto crece poco y es frecuente que sientas náuseas y molestias digestivas, por lo que algunas embarazadas incluso  pierden algo de peso; en cambio, en la última etapa el crecimiento del feto se acelera y eso te hará engordar más rápido. Por eso es muy importante controlar el peso desde el principio de la gestación.

En este sentido, es tan perjudicial excederte como quedarte por debajo del peso recomendado. Un aumento de peso excesivo provoca molestias como dolor de espalda, hinchazón de piernas y tobillos, mayor riesgo de diabetes e hipertensión y posibles complicaciones en el parto. Por su parte, un peso demasiado bajo dificulta el desarrollo de tu bebé, ya que no le llegan los nutrientes necesarios, y también puede causarte problemas de salud como debilidad, mareos, anemia, o propensión a las infecciones. Por ese motivo, nunca debes hacer dietas de adelgazamiento durante la gestación.

Dieta en el embarazo

Tu médico se ocupará de controlar tu peso durante el embarazo y recomendarte los ajustes necesarios. En cualquier caso, para asegurar que tu peso evolucionará correctamente a lo largo del embarazo, lo mejor es que sigas una dieta equilibrada.

Esto significa tomar a diario frutas y verduras, proteínas sanas (carnes blancas o pescado preparado a la plancha o al horno) y carbohidratos que se asimilan lentamente, como pan, arroz, patatas o cereales integrales. También es recomendable que hagas algo de ejercicio ligero como andar, y bebas como mínimo dos litros de agua al día.

En cambio, durante el embarazo, deberás evitar los dulces, frutos secos, bollería y otros “antojos” que aportan muchas calorías y pocos nutrientes interesantes. Si tienes dificultades para comer debido a ardores, molestias estomacales, etc. puedes reducir la cantidad que ingieres en cada comida y a cambio realizar de 5 a 6 ingestas al día.

Por último, no te obsesiones con los kilos que ganes durante el embarazo: piensa que aproximadamente cinco kilos se irán con el parto (entre lo que pesa el bebé y la placenta, líquido amniótico, etc.) Después, si das el pecho a tu bebé tendrás un gasto calórico adicional que te hará perder peso. Y con una dieta sana y algo de ejercicio después de dar a luz, en unos meses recuperarás tu peso anterior al embarazo.

¿Qué recomiendas para controlar el peso durante el embarazo?

Imagen: maya picture / FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación