En CasaNuestras marcasSeguridad

Elegir una bañera para tu bebé

enero 25, 2012 1 comentario

Elegir una bañera para tu bebéUno de cada diez accidentes con bebés se producen en el baño, y en muchos casos están relacionados con la bañera. Lo cierto es que existen tantos modelos diferentes que resulta difícil decidirse. Vamos a repasar las principales ventajas e inconvenientes de cada uno.

Mueble-bañera: integra la bañera, el cambiador y a menudo cajones o armarios para guardar cosas incorporados en el mismo mueble. Resulta ideal para tenerlo todo a mano, pero ocupa mucho espacio y si no te cabe en el baño, tendrás que trasladar el agua desde allí, lo cual puede ser complicado.

Bañera plegable: se trata de una bañera de bebé montada sobre una estructura plegable para que quede a tu altura. Evita los dolores de espalda, pero debes asegurarte de que el modelo sea estable y la bañera quede bien fijada para prevenir el riesgo de que pueda caerse accidentalmente. También existe una generación de bañeras súper-plegables formadas por una lámina plástica moldeable, que se adaptan a cualquier lavamanos y ahorran espacio.

Bañera de sobremesa: es similar a la anterior, pero está pensada para colocarla sobre el cambiador, la encimera del baño o la propia bañera (no recomendable porque deberás agacharte). Una vez has bañado al bebé, se retira y se guarda (pueden ser un poco aparatosas). Existen dos grandes familias: las bañeras ergonómicas, que se adaptan a la forma del bebé estirado; y las modernas bañeras-útero, redondas y altas, en las que el bebé se coloca sentado en una posición fetal muy agradable para ellos.

Bañera hinchable: son otra solución para ahorrar espacio. Las bañeras hinchables para bebés se parecen a las bañeras para la playa y las puedes montar en el suelo o dentro de la bañera de los adultos. Además del poco espacio que ocupan al plegarse, como son blanditas es difícil que el bebé se haga daño si se golpea con el borde. También son más baratas.

Sea cual sea la bañera que elijas, asegúrate de que esté fabricada con un material higiénico, antideslizante y fácil de limpiar, que tenga un tapón en el fondo que facilite su vaciado y que los bordes sean suaves para evitar raspar la delicada piel del bebé. También es importante que la forma y la altura de la bañera resulten cómodas tanto para el bebé como para ti. Por último, recuerda que existen multitud de accesorios para la bañera del bebé que facilitan la tarea de lavarle, como adaptadores, alfombrillas antideslizantes y protectores para el grifo que evitan los golpes. ¡Feliz hora del baño!

¿Qué tipo de bañera para bebés recomiendas? ¡Cuéntanos!

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

¿Qué hay que tener preparado cuando nace el bebé? - Bebitus Blog febrero 15, 2018 at 8:53 am

[…] Bañera. Puedes bañar a tu bebé desde el primer día de vida, siempre con jabón neutro, una esponja suave y el agua a no más de 35 ºC. Una bañera facilita esta tarea, procura que sea estable y segura. Consulta más consejos para elegir una bañera de bebé aquí. […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación