A comerConsejos

Mi niño no come: la inapetencia infantil

febrero 22, 2012 0 comentarios

Mi niño no come: la inapetencia infantilA partir del primer año de vida, coincidiendo con la generalización de la alimentación complementaria o sólida, muchos bebés empiezan a presentar lo que se conoce como inapetencia infantil. Tu hijo o hija pierde el interés por la comida y conseguir que se acabe un plato es una lucha. También puede comenzar a rechazar algunos alimentos, sobre todo los más nuevos.

Debes saber que esto es normal a esas edades y puede prolongarse varios años. Cada niño o niña tiene necesidades y gustos alimentarios distintos, que a veces no coinciden con los tuyos. En cualquier caso, si crece bien y está sano, significa que se alimenta bien, aunque se salte alguna comida de vez en cuando.

¿Cómo conseguir que coma?

La inapetencia infantil no se soluciona con recetas mágicas, pero existen algunos trucos que pueden ayudarte a sobrellevar esta etapa y estimularle a comer más y mejor.

No hagas payasadas: aunque trucos como el “avioncito” pueden sacarte de un apuro, no es buena idea convertir cada comida en un “circo”. El niño o niña debe aprender a comer sentado en su trona o silla, con el resto de la familia, sin atenciones especiales.

Prepara raciones adecuadas: un niño debe comer un cuarto o un tercio de la ración de un adulto. Es mejor que coma poco, varias veces al día, que mucho de una sola vez.

No le fuerces a comer: las broncas sólo aumentarán su rechazo a la comida. Sé firme, pero no le obligues a terminarse el plato. ¡Ya tendrá más hambre en la próxima comida!

Evita que pique entre horas: muchos niños no tienen hambre porque se pasan el día picoteando todo tipo de chucherías, que a menudo no son adecuadas para su dieta.

Insiste con los alimentos: que un niño rechace un alimento la primera vez no significa que no le vaya a gustar. Vuelve a presentárselo de otra manera al cabo de unos días.

Adapta el menú a sus gustos: no se trata de prepararle sólo lo que le apetece, sino de ir combinando alimentos nuevos y conocidos para inculcarle una dieta más variada.

Implícale en la preparación: invita a tu hijo a ayudar en la cocina realizando tareas aptas para su edad. Esto hará que muestre más interés por la comida y tenga más apetito.

¿Tu hijo/a no come bien? ¿Qué trucos utilizas?

Imagen: David Castillo Dominici / FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación