De 0 a 6 mesesHigieneSalud

La cabeza del recién nacido

Abril 27, 2012 4 Comments

La cabeza del recién nacido

Tras el nacimiento, tu bebé puede presentar algunas alteraciones en la cabeza fruto del proceso del parto. A pesar de su apariencia, resultan inocuas y desaparecen en pocos días o semanas. Vamos a repasar las más habituales en los recién nacidos.

Deformaciones: la cabeza del bebé es muy grande en proporción al resto del cuerpo. Por ese motivo, durante el nacimiento debe acomodarse a la forma del canal del parto. Esto puede provocar un cierto alargamiento del cráneo del bebé de delante hacia atrás si nace de cabeza, o bien que la frente sea más ancha de lo normal si viene de pies. En cualquier caso, estas deformaciones se corrigen en las primeras semanas de vida.

Cefalohematoma: en algunos recién nacidos, la compresión de la cabeza durante el parto produce hemorragias que pueden causar pequeños bultos como chichones. Son los llamados cefalohematomas y acostumbran a manifestarse en los primeros días tras el nacimiento. No requieren tratamiento y el cuerpo del bebé los reabsorbe poco a poco.

Caput sucedaneum: se trata de una inflamación en el cuero cabelludo del bebé causada también por la presión que recibe durante el nacimiento. Es más habitual en los partos difíciles o prolongados, pero remite de forma espontánea en pocos días sin necesidad de tratamiento.

Mentón retraído: otra consecuencia de las presiones que recibe la cabeza durante el parto es que la barbilla del bebé puede quedar algo hundida. Irá recuperando su posición normal poco a poco. Si le provoca problemas para succionar correctamente del pecho o del biberón, consulta con tu pediatra.

Fontanelas: las fontanelas son huecos en el cráneo del bebé que se deben a que los huesos del cráneo todavía no están totalmente unidos. Esto permite que el cerebro del recién nacido disponga de suficiente espacio para desarrollarse. Puedes tocar las fontanelas sin miedo, aunque sin apretar. Al hacerlo, percibirás un latido que es un reflejo del pulso del corazón. Las fontanelas se cierran definitivamente al año y medio.

¿Tu bebé tuvo alguna alteración en la cabeza al nacer? ¡Cuéntanos!

Imagen: David Castillo Dominici / FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

4 Comments

¿Cómo lavar cada parte del cuerpo del bebé? — Bebitus.com Mayo 20, 2013 at 11:58 am

[…] cantidad de jabón en el cuero cabelludo y le das un suave masaje. No te preocupes si aún tiene fontanelas, porque su cabeza está bien protegida debajo de la piel. Eso sí, no frotes demasiado fuerte para […]

Reply
¿Cómo lavar cada parte del cuerpo del bebé? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé Febrero 18, 2014 at 4:27 pm

[…] cantidad de jabón en el cuero cabelludo y le das un suave masaje. No te preocupes si aún tiene fontanelas, porque su cabeza está bien protegida debajo de la piel. Eso sí, no frotes demasiado fuerte para […]

Reply
Consejos para lavar cada parte del cuerpo de un bebé | Nahore Baby Marzo 13, 2014 at 1:56 pm

[…] cantidad de jabón en el cuero cabelludo y le das un suave masaje. No te preocupes si aún tiene fontanelas, porque su cabeza está bien protegida debajo de la piel. Eso sí, no frotes demasiado fuerte para […]

Reply
La plagiocefalia: ¿tienen que ponerle «casco» a tu bebé? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé Marzo 24, 2016 at 3:54 pm

[…] bebés se acaba de formar durante los primeros meses de vida y en ocasiones esto provoca algunos trastornos en la forma de la cabeza. Uno de los más habituales es la plagiocefalia postural, también conocida como «síndrome de la […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación