De ViajeEn CasaEnfermedadesSaludSeguridad

Qué debe incluir el botiquín del bebé

Mayo 9, 2012 0 comentarios

Qué debe incluir el botiquín del bebé

Todos los bebés sufren pequeños accidentes domésticos, sobre todo cuando empiezan a caminar: caídas, golpes, arañazos, cortes, etc. Contar con un botiquín infantil te ayudará a tener a mano todo lo necesario para atender estas emergencias caseras.

Puedes comprar un botiquín para bebés ya preparado que incluya lo básico o bien crear tu propio set de primeros auxilios. En cualquier caso, recuerda que el botiquín debe ser siempre un recipiente cerrado de un material higiénico, fácil de limpiar (mejor plástico que tela o metal), ligero y fácil de transportar. También es necesario que cuente con compartimentos para ordenar las cosas y poder localizar rápidamente lo que buscas en caso de urgencia.

El contenido básico de un botiquín para niños pequeños es el siguiente:

Apósitos: tiritas, vendas, esparadrapo y puntos adhesivos de varios tamaños para tapar cortes. También algodón, pero no lo apliques a las heridas porque deja hebras.

Instrumental: necesitarás unas tijeras, pinzas, depresor de madera y una linternita para examinar la garganta, bastoncillos para los oídos, un termómetro infantil, etc.

Desinfectante: para limpiar y desinfectar las heridas, usa jabón y un apósito limpio. No debes aplicar yodo a los bebés, y ten en cuenta que el agua oxigenada o el alcohol “queman” los bordes de la piel.

Medicamentos: no es recomendable almacenar medicamentos ni darlos al bebé sin prescripción médica, pero si toma alguno con frecuencia añádelo a tu botiquín. Pon también un recambio de emergencia si es asmático, alérgico…

Otros: también te irán bien unas ampollitas de suero fisiológico para la nariz y los ojos, guantes estériles, protector solar, repelente de insectos, una compresa de frío para los golpes, una bolsa de cierre hermético, pañuelos y una manta térmica tipo “oro-plata”.

Asimismo, es recomendable pegar al botiquín una tarjeta con los teléfonos de emergencias (112), el Instituto Nacional de Toxicología (91 562 04 20), el pediatra, el centro médico o hospital más cercano, familiares a quienes avisar si pasa algo, etc.

Finalmente, acuérdate de guardar siempre el botiquín lejos del alcance de los niños, así como de llevarlo contigo cuando viajes o salgas a realizar actividades con tu pequeño.

¿Qué no puede faltar en tu botiquín? ¡Explícanos!

Imagen: ddpavumba / FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación