EmbarazoParto

Los diferentes tipos de parto

julio 30, 2012 0 comentarios

Los diferentes tipos de parto

A medida que se acerca el momento de dar a luz, deberías plantearte qué tipo de parto deseas tener. En la actualidad existen diferentes posibilidades que conviene que conozcas para estar bien informada cuando llegue el gran día.

Parto natural: se realiza sin anestesia ni medicamentos. Es la forma más “genuina” de nacer, aunque si escoges esta opción conviene que te prepares previamente con ejercicios para facilitar el alumbramiento y controlar el dolor, su principal inconveniente.

Parto con anestesia: es el más habitual en los hospitales, si bien algunas personas lo consideran excesivamente medicalizado y poco natural. El uso de anestesia epidural permite reducir considerablemente el dolor cuando realizas los trabajos de pre-parto y parto.

Parto en cuclillas: también llamado «parto vertical», te colocas de pie con las rodillas flexionadas para tener el bebé. Es la forma natural de parir de los seres humanos y comporta numerosas ventajas, aunque no permite el uso de la anestesia epidural.

Parto en el agua: otra modalidad de parto natural en que das a luz en una bañera. Está comprobado que el agua calma los dolores del parto y ayuda a la madre y al bebé a relajarse, aunque debe hacerse en instalaciones adecuadas y con personal cualificado.

Parto provocado: cuando el parto no se inicia de forma espontánea o no evoluciona bien, se administran medicamentos que aumentan las contracciones para acelerar el proceso, evitando el sufrimiento fetal y otros riesgos para la salud del bebé y la madre.

Parto instrumental: se utilizan utensilios como fórceps, ventosas o espátulas para ayudar a salir al niño. Se suele recurrir a este método cuando el parto se prolonga excesivamente y el estado del niño o de la madre aconsejan extraerlo lo antes posible.

Cesárea: cuando el parto vaginal no es posible o entraña riesgos por la insuficiente dilatación, se realiza una incisión en el abdomen y el útero para extraer al niño. Al ser una intervención quirúrgica, la recuperación es más lenta que con un parto vaginal.

Parto en casa: finalmente, algunas madres optan por tener a sus bebés en casa, mediante técnicas de parto natural. Sin embargo, es necesario que estés acompañada de especialistas para guiar el proceso y actuar ante las posibles complicaciones.

¿Qué tipo de parto tuviste? Cuéntanos tu experiencia.

Imagen cortesía de FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación