A comerConsejosConsejosEmbarazoPsicologíaSalud

Mitos y verdades sobre los antojos

julio 5, 2012 0 comentarios

Mitos y verdades sobre los antojos

Una de cada cuatro embarazadas tiene antojos, según la Sociedad Española de Medicina de Familia. ¿Sabes por qué se producen? ¿Es verdad que si no los satisfaces a tu bebé le saldrán manchas en la piel? Aclaremos algunas dudas.

Los antojos son un deseo irrefrenable de un alimento o bebida que surge en cualquier momento, no puede esperar, no se calma con un sustituto y produce un placer especial cuando lo satisfaces. Pueden abarcar cualquier alimento, aunque los más típicos son los sabores dulces, ácidos y picantes. Otro fenómeno curioso es que en el embarazo puedes empezar a sentir una especial predilección por una comida o sabor que antes no te gustaba.

No se sabe qué produce los antojos ni si cumplen alguna función concreta durante el embarazo. Algunos estudios apuntan a que los cambios hormonales en la gestación afectan al olfato y al gusto, provocando que de repente algunos olores y sabores te repugnen y otros te deleiten. A favor de esta teoría está el hecho de que a muchas mujeres les sucede algo similar en la menopausia, otro periodo de fuertes alteraciones hormonales.

Hay científicos que piensan que los antojos sirven para satisfacer ciertas necesidades nutricionales durante el embarazo. Por ejemplo, el deseo de comer chocolate o dulces respondería a una falta de glucosa; el ansia de fresas a una carencia de vitamina B, etc. Sin embargo, los nutricionistas descartan esta posibilidad porque la mayoría de alimentos que se les antojan a las embarazadas son poco saludables y guardan escasa relación con lo que realmente necesita su organismo. Finalmente, algunos expertos creen que los antojos simplemente calman la ansiedad que se produce en la gestación.

Sobre lo que no hay dudas es que no es verdad que los antojos no satisfechos se conviertan en manchas en la piel del bebé; y menos con la forma del alimento que deseaba la mamá, contrariamente a la creencia popular.

El único efecto negativo de los antojos es que la agitación que provocan te impida descansar o altere tu estado de ánimo. De modo que es recomendable darte el gusto y comer lo que se te antoje. Eso sí, siempre de forma moderada, porque a menudo son alimentos que engordan bastante.

¿Qué antojos has tenido durante el embarazo?

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación