A comerConsejosDe ViajeSaludSeguridad

Precauciones en verano con los bebés

julio 18, 2012 0 comentarios

Precauciones en verano con los bebés

El verano es una época maravillosa para disfrutar de tu bebé aprovechando el buen tiempo y la relajación que permiten las vacaciones. Eso sí, también plantea algunos riesgos que puedes evitar fácilmente si sigues unas sencillas precauciones como las que comentaremos a continuación.

El mayor peligro para el bebé en verano es el sol, ya que su piel aún no puede defenderse de sus rayos ni regular bien la temperatura corporal. Así que ponle en la sombra y protégele con un gorro, gafas de sol y crema solar de factor alto (SPF 40 o 50). El calor también aumenta el riesgo de irritaciones en el culito. Para prevenirlas, cambia el pañal a menudo, aplica una pomada protectora y, en la medida de lo posible, procura que pase cada día un ratito con el pañal quitado, para que la piel se airee y se pueda regenerar.

No es aconsejable ir a la playa o la piscina con menores de seis meses. A partir de esa edad puedes llevar a tu bebé, pero procura elegir las horas de menos sol y ponle debajo de una sombrilla. La sal del mar y el cloro de la piscina pueden irritar su delicada piel. De modo que, si le bañas, luego lávale con agua normal y sécale bien todo el cuerpo.

Para mantener hidratado a tu bebé, aumenta la frecuencia de las tomas de leche. Si es mayor de seis meses además puedes darle agua y zumos de frutas en pequeñas cantidades. No son convenientes los refrescos con gas, helados y bebidas muy frías o con hielo. También puedes aplicarle una crema o aceite hidratante para bebés que ayudará a mantener la piel hidratada y fresquita.

Es posible que el calor le reduzca el apetito, de modo que no le fuerces si no tiene hambre. En lugar de eso, ofrécele alimentos más a menudo y, si ya toma sólidos, prepárale papillas o platos fresquitos aprovechando las frutas y verduras de temporada. Ten cuidado al elaborar y conservar los alimentos porque el calor los estropea rápidamente o puede alterar su sabor.

Finalmente, presta atención a los problemas de salud más comunes en esta época del año como la deshidratación, la insolación, las otitis y las diarreas. Si vas a estar lejos de casa, infórmate sobre el centro médico más cercano y lleva un pequeño botiquín para bebés con los medicamentos y artículos más esenciales que puedas necesitar en caso de urgencia. ¡Por si acaso!

¿Qué otros consejos nos puedes dar para los bebés en verano?

Imagen cortesía de FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación