EnfermedadesSalud

Trastornos de salud leves típicos de los bebés

septiembre 28, 2012 2 Comments

Trastornos de salud leves típicos de los bebés

Cada bebé es un mundo, pero hay una serie de trastornos de salud leves que afectan a la mayoría de recién nacidos. Vamos a repasar los más habituales y las formas de prevenirlos o actuar ante ellos, para que estés preparada.

Cólico del lactante: típico de los primeros meses, aún no se conoce su causa exacta. Para prevenirlo, asegúrate de que no trague mucho aire al comer y procura que expulse bien los gases después de cada toma. También puedes usar biberones anticólicos y alguna leche anticólicos para evitarlos.

Dermatitis del pañal: es la irritación del culito habitual de los bebés, que se puede agudizar cuando aparecen los dientes. Para prevenirla, lo mejor es cambiar a menudo el pañal, limpiar y secar bien el culito, y aplicar cada vez una crema de pañal para hidratar y proteger esta zona tan sensible.

Congestión nasal: los bebés no saben expulsar la mucosidad, de modo que cuando esté resfriado deberás ayudarle con suero fisiológico o salino para limpiar las fosas nasales. También te puede venir bien un aspirador nasal para retirar los mocos y darle líquido abundante para facilitar su expulsión.

Diarrea: una reacción habitual ante desajustes en la dieta. Puede resultar peligrosa porque provoca deshidratación. Para prevenirla, evita los alimentos laxantes y cuando ocurra dale mucho líquido y cantidades de alimento más pequeñas, pero con frecuencia, para que lo retenga y no se debilite.

Estreñimiento: lo contrario que lo anterior, afortunadamente no resulta tan peligroso pero puede ser muy molesto para tu bebé. De nuevo, procura que tome líquido suficiente, evita los alimentos que lo provocan y, si el pediatra lo recomienda, aplica algún supositorio para ayudarle a evacuar.

Otitis: otro clásico en los bebés, provocado por catarros o una higiene inadecuada tras el baño. Para prevenirla, cuando esté resfriado asegúrate de retirar la mucosidad excesiva y seca bien los oídos siempre que se mojen. Aparte de los antibióticos que recete el pediatra, aplicar calor local le aliviará.

Regurgitación: no es un problema de salud sino un mecanismo defensivo, ya que simplemente lo que sucede es que el bebé expulsa la leche que no puede digerir. Para prevenirla, ajusta las cantidades de leche a su edad y peso, no le obligues a acabarse el biberón y no le tumbes justo después de comer.

Finalmente, si ante cualquiera de estos trastornos tienes dudas, lo mejor es que consultes al pediatra. Y acude a urgencias si los síntomas se agravan.

¿Qué otros trastornos de salud acostumbra a tener tu bebé?

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

2 Comments

Intolerancia Alimentaria noviembre 14, 2012 at 4:56 pm

Hay que tener cuidado al principio com la alimentacion y estar atentos a los problemas que pueda tener el bebe.

Juan

Reply
¿Por qué tu bebé no quiere comer? - Bebitus Blog febrero 15, 2018 at 9:01 am

[…] su estado de salud: en los recién nacidos, cualquier trastorno de salud leve puede afectar a la alimentación. De modo que comprueba si tiene fiebre, mocos, está resfriado, […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación