EducaciónTécnicas

Cómo explicar la muerte a los niños pequeños

octubre 31, 2012 0 comentarios

Cómo explicar la muerte a los niños

Cuando fallece alguien de su entorno, una mascota, etc. a los niños les surgen muchas preguntas: “¿A dónde ha ido?”, “¿Te morirás tú también?”, “¿Y a mí me pasará lo mismo?”. A continuación intentamos responder las dudas más habituales al respecto, sin entrar en las cuestiones religiosas más privadas.

¿Es conveniente hablar de la muerte con niños pequeños?

Sin duda, sí. Ten en cuenta que la muerte está presente en el cine, la televisión, los libros, los videojuegos, incluso en los dibujos animados. Por lo tanto, pronto empezará a preguntarse qué es y cómo puede afectarle.

¿Debo decirle a mi hijo que un ser querido ha muerto?

Es lo más aconsejable. Aunque no le cuentes nada, igualmente se dará cuenta de su ausencia, notará la tristeza que impregna el ambiente familiar, percibirá los trastornos que ocasiona el funeral, oirá conversaciones, etc.

¿Cómo le explico el concepto de la muerte?

Hazlo con sencillez y franqueza, usando un lenguaje adaptado a su edad. Pero no emplees eufemismos como “Está dormido”, “Se ha escapado”, etc. porque podrías confundirle o generarle temores infundados (por ejemplo a dormir).

¿Debo indicarle cómo debe sentirse?

Es tan desaconsejable pedirle que llore porque su abuelo ha muerto como decirle que deje de llorar porque “sólo” se trataba de una mascota. Lo mejor es que le permitas explorar y manifestar sus sentimientos espontáneamente.

¿Es conveniente que asista al funeral?

Si se trata de un entierro de una persona mayor, que fallece por causas naturales y previsiblemente no resultará demasiado desgarrador, puedes preguntarle si desea asistir. Despedirse ayuda a superar el proceso del duelo.

¿Cómo reaccionará ante la muerte?

Es posible que el niño sienta tristeza, rabia, preocupación o incluso culpabilidad. Estos sentimientos resultan normales y sólo deberían durar unos días. Si se prolongan, vuelve a hablar con él para averiguar qué le preocupa.

¿Puedo hacer algo para reducir su angustia?

Explícale que la muerte normalmente llega a una edad avanzada, debido a una enfermedad grave o a un accidente importante. No se trata de quitarle relevancia, sino de evitar que la vea como una amenaza permanente.

¿Y si me hace preguntas que no sé responder?

De nuevo, lo mejor es ser honesto y reconocer que no tienes todas las respuestas. La muerte es uno de los misterios de la vida y asimilar la incertidumbre que la rodea es la mejor manera de acostumbrarse a ella.

¿Crees conveniente hablar a los niños pequeños de la muerte?

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación