EducaciónTécnicas

Evitar los celos entre hermanos

octubre 29, 2012 0 comentarios

Evitar los celos entre hermanos

Cuando un nuevo miembro llega a la familia, es inevitable que aparezcan celos entre los hermanos. Se trata de una reacción emocional que superarán con el tiempo. Los siguientes consejos te ayudarán a manejar la situación.

Como comentamos en un artículo anterior, lo mejor para evitar los celos es preparar  la llegada del hermanito explicando al niño/a lo que va a suceder y demostrándole que le seguirás queriendo y dedicándole tu tiempo y atención.

Una vez que el nuevo bebé ya esté en casa, mantente atenta a los signos que evidencian la aparición de celos. Los más habituales son éstos:

-Mal comportamiento: empieza a desobedecer, a portarse mal, llorar o molestar constantemente a su hermano, rechaza estar con mamá o papá si ve que le hacen más caso al “nuevo”, etc.

-Aislamiento: es posible que se vuelva más callado y retraído, no quiera jugar con los otros niños o con sus padres, prefiera estar solo, etc. Es otra manera de protestar igual de efectiva.

-Regresión: también es habitual que el niño vuelva temporalmente a estadios anteriores de desarrollo. Por ejemplo, deja de comer solo, vuelve a necesitar el pañal, reclama su antigua cuna, etc.

Puede resultar desesperante, pero son reacciones habituales con las que el niño o niña intenta, por un lado, “castigar” a sus padres por disminuir su atención; y por el otro volver a épocas en que todos estaban pendientes de él.

Para acelerar la superación de esta etapa, sigue estos consejos:

-No te enfades por su mal comportamiento o por las regresiones, precisamente lo que quiere es llamar tu atención aunque sea para que le riñas. Tampoco le ridiculices ni le compares con su hermanito.

-Involúcrale en el cuidado del bebé, explícale que necesita ayuda porque todavía es pequeño y él no, agradece su colaboración y felicítale cuando actúe como un “buen” hermano mayor.

-Respeta el hecho de que no quiera compartir sus juguetes favoritos con su hermano pequeño. Suelen aferrarse a ellos porque es de las pocas cosas que pueden controlar cuando todo cambia.

-No le presiones para que “quiera” a su hermano pequeño o juegue con él si no le apetece. El cariño entre hermanos no surge de forma espontánea, necesita tiempo y paciencia para arraigar y florecer.

-Resérvate algunos ratos durante el día para estar en exclusiva con él. Procura mantener las rutinas que más le gustaban antes de que naciera su hermano, como bañarle, ir al parque, contarle un cuento al acostarle, etc.

-Evita mostrar preferencia por alguno de los hermanos cuando hablas delante de él con otras personas, aunque parezca que no te oye. Por ejemplo el típico “Es la niñita de mis ojos” o “Se porta mucho mejor”.

¿Tus hijos tienen celos entre ellos? ¿Cómo lo llevas? ¿Algún consejo?

Imagen: FreeDigitalPhotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación