HigieneSaludSeguridad

Humidificadores para bebés

octubre 8, 2012 3 Comments

Humidificadores para bebés

Los humidificadores cada vez están más presentes en los dormitorios de los bebés. Estos aparatos ayudan a mantener una atmósfera sana y agradable, sobre todo en invierno. Repasemos sus tipos y la forma correcta de usarlos.

Los humidificadores son aparatos eléctricos que generan vapor de agua con el fin de aumentar la humedad del espacio donde se sitúan. Esto reduce la sequedad del aire, lo cual disminuye las irritaciones de la garganta y la piel típicas de los bebés, además de crear una atmósfera más confortable. También les ayudan a expulsar la mucosidad cuando están resfriados.

La utilización de un humidificador es recomendable en zonas de interior, situadas lejos del mar, y en invierno, cuando el uso de la calefacción disminuye la humedad ambiental en el hogar. También son útiles si tu bebé tiene  asma o es propenso a coger catarros y otras infecciones respiratorias.

Existen dos tipos de humidificadores:

Humidificadores de vapor caliente: calientan el agua almacenada en un depósito hasta evaporarla. Por lo tanto, además de aumentar la humedad ambiental incrementan asimismo la temperatura, de modo que no son recomendables en verano. Resultan sencillos y económicos, aunque al utilizar agua caliente también son más peligrosos, por lo que debes colocarlos fuera del alcance de los niños. Acostumbran a funcionar con agua del grifo.

Humidificadores de vapor frío: en lugar de calor, usan ultrasonidos para evaporar el agua colocada  en el depósito. Esto evita el riesgo de quemaduras, no incrementa la temperatura ambiental y el vapor generado es más fino y agradable. Sin embargo, resultan más caros y algunos modelos requieren usar agua destilada para que las impurezas no dañen el mecanismo.

Los modelos más sofisticados de humidificador pueden incorporar además filtros o ionizadores que purifican el aire, así como un nebulizador o vaporizador para distribuir el vapor de una manera más uniforme.

También existen aparatos deshumidificadores para bebés que persiguen el efecto contrario: reducen la humedad ambiental, lo cual es útil en verano o en zonas del litoral muy húmedas para lograr un ambiente menos bochornoso que facilite el descanso del bebé sin recurrir al aire acondicionado o el ventilador.

Para usar el humidificador de forma segura, colócalo en un sitio al que no pueda acceder el bebé, cambia el agua con la frecuencia que indican las instrucciones (generalmente a diario), limpia a menudo el depósito para evitar que se convierta en un foco de contaminación ambiental y controla con un higrómetro que el nivel de humedad en su habitación no sea excesivo.

¿Has utilizado algún humidificador? ¿Lo recomiendas?

Publicaciones que podrían interesarte...

3 Comments

¿Sabes qué hacer si tu bebé está resfriado? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé enero 16, 2014 at 11:42 am

[…] -Humidificador: es recomendable mantener un cierto nivel de humedad en la habitación del bebé, ya que previene las irritaciones de nariz, garganta y piel, además de facilitar la expulsión de la mucosidad. Puedes ver los tipos de humidificadores en este artículo. […]

Reply
El ambiente más adecuado para la habitación del bebé | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé febrero 18, 2014 at 4:57 pm

[…] Tanto la calefacción como el aire acondicionado resecan el ambiente, algo que no es saludable para los bebés. Lo ideal es mantener una humedad de entre el 30% y el 50% en su habitación; un porcentaje superior puede favorecer el desarrollo de hongos, condensación y otras molestias. Con el fin de evitar el exceso de humedad, además de no superar las temperaturas recomendadas, acostúmbrate a ventilar cada día la habitación del bebé. También puedes emplear un humidificador siguiendo los consejos que verás en este artículo. […]

Reply
Humidificadores mayo 24, 2017 at 5:48 pm

Buen artículo! Para mí son totalmente recomendables, sobre todo para contribuir a que los más pequeños tengan una salud estupenda. El tener unos niveles de humedad óptimos en el ambiente ayuda a controlar ciertas enfermedades o infecciones respiratorias.

Reply

Deja un comentario en esta publicación