Nuestras marcasSeguridad

Elegir un saco de paseo para bebés

noviembre 2, 2012 1 comentario

Elegir un saco de paseo para bebés

Con la llegada del frío, es imprescindible disponer de un  saco térmico en el que colocar a tu bebé cuando salgas de paseo con el capazo o la sillita, de forma que esté bien abrigado. Existen muchos modelos en el mercado, a continuación te damos algunos consejos para elegir el más adecuado.

Frente a las tradicionales mantitas y arrullos, cada vez más se imponen los sacos como principal prenda de abrigo para tu bebé en los momentos más crudos del invierno. Tienen la ventaja de que cubren totalmente al bebé, evitan que se destape al moverse o inclinarse y son fáciles de ajustar gracias a los cierres con cremallera. Eso sí, conviene no abusar de ellos en primavera y otoño, porque si no hace suficiente frío pueden «agobiar» a tu pequeño.

Asegúrate de elegir un saco compatible con la marca del capazo o la sillita del bebé, o bien un saco de bebé universal apto para todos los modelos. Además hay otros aspectos que debes tener en cuenta al elegir el saco del bebé.

-Saco para capazo o para sillita: los sacos para capazo son más pequeños y no disponen de aberturas adecuadas para los arneses de seguridad como los sacos para silla de paseo. Sin embargo, algunas marcas tienen modelos que sirven para ambos usos, así no necesitarás comprar dos.

-Saco integral o cubrepiés: los sacos de bebé clásicos tapan del cuello o la cintura para abajo, pero también existen sacos de bebé integrales que abrigan además el cuello y la cabeza. Protegen más, pero colocar y mantener al bebé dentro de  ellos puede resultar un poquito más complicado.

-Saco bolsa o con piernas: en los modelos tipo saco de dormir es más fácil y rápido colocar al bebé. Además a menudo las cremalleras se pueden abrir del todo para convertirlos en manta. Sin embargo, los sacos de bebé con piernas (y/o mangas) se adaptan mejor a las sillas de paseo y mochilas portabebés.

El exterior del saco tiene que ser de un material aislante e impermeable. No sustituye a una burbuja para la lluvia, pero debe impedir que la humedad penetre en el tejido. Para el interior, lo mejor son materiales naturales o transpirables que eviten que se acumule mucho calor alrededor del cuerpo del bebé. Esto podría provocar que empiece a sudar y la humedad se condense alrededor de su cuerpecito, lo cual podría enfriarle. En cuanto a la talla, conviene elegir un saco algo holgado para que no quede pequeño en seguida.

Finalmente, recuerda que debes vestir a tu bebé teniendo en cuenta el calor que generará el saco al cabo de un rato, por lo tanto no es conveniente abrigarle excesivamente. Además, cuando entres en un sitio que tenga calefacción, es recomendable abrir el saco del bebé para evitar que la temperatura aumente demasiado, sude y se resfríe al volver a salir a la calle.

¿Qué consejos nos puedes dar para elegir un saco de paseo?

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

¡El otoño ya está aquí! ¿Quieres disfrutarlo con tu bebé? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé octubre 14, 2016 at 3:51 pm

[…] buen arrullo para bebés de otoño-invierno también puede ser muy práctico para complementar el saco de paseo y evitar que se enfríe por ejemplo durante un paseo otoñal por el bosque (ten en cuenta que si […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación