A comerConsejosConsejosEmbarazoLactanciaSalud

La subida de la leche

Noviembre 26, 2012 0 comentarios

La subida de la leche

A los pocos días de dar a luz se produce la subida de la leche, que es cuando tus pechos empiezan a producir el alimento que tomará tu bebé en sus primeros meses de vida. Vamos a conocer mejor este importante proceso, que puede generarte algunas molestias pasajeras y muchas preguntas.

Mientras todavía no te ha subido la leche, tus pechos producen calostro, una sustancia amarillenta muy rica en defensas y nutrientes que empieza a brotar justo después del nacimiento. Aunque no se trata de leche materna, es un alimento muy completo y saludable para tu bebé que le permitirá nutrirse durante sus primeros días de vida y además le transmite importantes defensas para su organismo. Por lo tanto, no te angusties si la leche tarda un poco en aparecer, el calostro es un sustituto perfectamente recomendable.

La subida de la leche se produce aproximadamente al tercer día después del nacimiento del bebé, aunque si el parto ha sido por cesárea puede retrasarse un par de días más. El desarrollo acelerado de los vasos del pecho que va asociado a la subida de la leche provoca una inflamación de las mamas que puede ir acompañada de dolor local, endurecimiento de los senos, aumento de la temperatura corporal, dolor de cabeza y malestar general variable.

La mejor manera de aliviar las molestias asociadas a la subida de la leche es empezar a dar de mamar a tu bebé tan pronto como puedas y a demanda. Al vaciar los pechos, se reducirá la hinchazón y el dolor. Además, a medida que tu bebé se alimente, tu cuerpo se empezará a regular para producir la cantidad de leche necesaria para cada toma y evitar que se acumule.

Si los pechos se ponen duros y eso dificulta la lactancia, puedes aplicar calor local sobre la zona para dilatar los conductos mamarios y facilitar la salida de la leche. Por ejemplo, date una ducha de agua caliente o ponte paños o bolsas de agua caliente sobre los pechos antes de cada toma. Después, cuando el bebé haya comido, puedes aplicar frío local para aliviar las molestias. Otra opción es usar un extractor de leche para sacar la leche acumulada, que puedes congelar en un recipiente adecuado para dársela con el biberón.

También es importante usar un buen sujetador de lactancia que no comprima los pechos, aplicar crema para pezones y evitar manipularlos entre las tomas si no es necesario. Así la piel se podrá recuperar de la irritación que causan los primeros intentos poco hábiles del bebé por amamantarse. Las molestias provocadas por la subida de la leche duran generalmente de uno a tres días; si se prolongan o la leche no sale en suficiente cantidad, consulta con tu médico.

¿Cuánto tardó en subirte la leche? ¿Tuviste molestias?

Imagen: Robson Gois en Flickr

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación