A comerConsejosConsejosEmbarazoSalud

Comer fuera de casa durante el embarazo

Enero 4, 2013 0 comentarios

Comer fuera de casa durante el embarazo

Cuando estás embarazada no debes comer por dos como suele decirse, sino pensando en lo que más os conviene a tu bebé y a ti. Sin embargo, llevar una dieta saludable no resulta sencillo si por tu trabajo tienes que comer habitualmente fuera de casa. Veamos algunos consejos que te pueden ayudar.

El desayuno

Lo ideal es que tomes un desayuno completo antes de salir de casa. Esto incluye lácteos (leche o yogur), fruta, cereales, pan o galletas y proteínas, por ejemplo un poco de jamón york. En caso de que las náuseas del embarazo te impidan desayunar bien, lee las recomendaciones de este artículo anterior.

Si sales a almorzar a media mañana, deja de lado la bollería industrial y opta mejor por unas tostadas, un pequeño bocadillo o un pincho de tortilla; son más sanos y nutritivos. El café no está prohibido para las embarazadas, pero tómalo con moderación por la cafeína y sus efectos laxantes y diuréticos.

La comida

Es recomendable es que te lleves la comida preparada de casa, así podrás controlar mejor tu dieta. Además, si tienes náuseas posiblemente no te apetecerá acudir un restaurante o bar saturado de fuertes olores. Si no es posible comer en tu lugar de trabajo, entonces busca establecimientos de comida casera o sana que estén en tu zona. Los menús del día convencionales suelen ser bastante repetitivos, poco saludables y difíciles de digerir.

A la hora de escoger los platos, evita terminantemente la carne, el embutido y el pescado poco hechos; pueden transmitir la toxoplasmosis y otros parásitos. Pide además que no te pongan salsa o te la traigan en un recipiente aparte para dosificarla a tu gusto, y que te cambien las patatas fritas por otras guarniciones como ensalada o verduras a la plancha. Para beber, mucha agua. Y de postre, sustituye tartas y flanes por fruta o yogur.

Si no te convencen las opciones disponibles en el sitio al que has ido a comer, recuerda que tomar un bocadillo en lugar de un menú también es perfectamente aceptable, siempre que esté elaborado con ingredientes ligeros y saludables, y sólo recurras a esta solución de manera puntual.

Entre horas

Cuando estás embarazada, conviene comer 5-6 veces al día en poca cantidad. Esto incluye un tentempié a media mañana y la merienda a media tarde, momentos muy propicios para los antojos. En este sentido, la bollería, chocolatinas, aperitivos salados y bebidas con gas resultan muy apetecibles, pero sólo aportan grandes cantidades de calorías, sal, azúcar y grasas. Para evitar estas opciones poco saludables, procura llevar siempre en el bolso algún sustituto sano como barritas de cereales, frutos secos, un zumo, etc.

¿Qué recomiendas para comer fuera de casa en el embarazo?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación