PsicologíaSalud

El miedo a la oscuridad en los bebés

enero 21, 2013 0 comentarios

El miedo a la oscuridad en los bebés

En un artículo anterior hablamos de los temores y fobias más habituales en los bebés. Entre ellos, el miedo a la oscuridad es uno de los más frecuentes y suele aparecer a partir del primer año. Vemos cómo ayudarle a superarlo.

Uno de cada tres niños tiene miedo de la oscuridad, también denominado escotofobia. Se trata de un miedo evolutivo, es decir, que forma parte del desarrollo normal del bebé y desaparece a medida que se hace mayor. Además, no es un miedo innato, sino que lo aprende mediante sus vivencias.

Es habitual que el miedo a la oscuridad se manifieste sobre todo a la hora de ir a dormir, por lo que tu pequeño intentará retrasar ese momento tanto como pueda. La oscuridad le asusta por varios motivos. Por un lado, como no puede ver lo que hay a su alrededor, se siente inseguro. También asocia la oscuridad con el final de los juegos y la atención de los demás, lo cual le disgusta. Además, conforme va creciendo, su imaginación relaciona la oscuridad con los monstruos y peligros de los cuentos o las películas.

Como en cualquier miedo, lo primero que debes hacer es tomártelo en serio y no ridiculizarlo. En lugar de eso, ayúdale a afrontarlo y superarlo con tu apoyo. Aquí tienes algunos consejos prácticos para que pueda conseguirlo.

-Procura que por la noche duerma a oscuras desde recién nacido, así se despertará menos y no se sentirá tan desamparado cuando no haya luz.

-Establece rutinas agradables antes de acostarle, como un baño, ponerle el pijama, arroparle, leerle un cuento, etc. Esto reducirá ansiedad.

-Evita actividades que puedan alterar a tu bebé antes de ir a dormir, como juegos movidos, historias, cuentos o películas que puedan darle miedo, etc.

-Si el niño tiene pesadillas y te reclama en su cuarto, ve a atenderle pero no enciendas la luz. Así impedirás que asocie la luz con el consuelo.

-Enséñale juegos que hagan de la oscuridad algo divertido. Por ejemplo: el escondite, hacer sombras en la pared, la gallinita ciega, palpar objetos a oscuras y adivinar qué son, leer cuentos a la luz de una linterna, etc.

-Si tu bebé no soporta dormir totalmente a oscuras, puedes dejar la puerta de la habitación ajustada o encender una lamparilla en su cuarto.

-Otra solución son los muñecos con luz o las luces quitamiedos, si bien es aconsejable irlos retirando progresivamente con el tiempo.

-También te puede ser útil leerle cuentos que traten sobre cómo vencer el miedo a la oscuridad y le animen a manifestar sus temores.

¿Tu bebé tiene miedo a la oscuridad? ¡Cuéntanos!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación