ConsejosEmbarazoHigieneSaludSeguridad

Evitar infecciones durante el embarazo

enero 28, 2013 0 comentarios

Evitar infecciones durante el embarazo

Cuando estás embarazada, aumenta el riesgo de contraer toda clase de infecciones, debido al debilitamiento de tu sistema inmunológico que provocan los cambios de la gestación. Estas infecciones pueden tener efectos serios sobre el bebé, pero las puedes prevenir con algunas medidas sencillas.

Conviene tener presente que vivimos rodeados de múltiples focos de infección potenciales: alimentos, animales, suciedad, otras personas, etc. Pero generalmente no contraemos infecciones porque nuestro organismo está preparado para defenderse ante ellas. Además, en caso de sufrir alguna, hay medicamentos eficaces para combatirlas. Sin embargo, durante el embarazo tu sistema inmunológico puede hallarse debilitado y tomar fármacos no resulta conveniente, por lo que debes extremar las medidas de precaución. Siguiendo estas simples precauciones, evitarás “sustos” en el embarazo.

Lo primero que tienes que hacer para minimizar el riesgo de infecciones durante el embarazo es ser muy escrupulosa con la higiene. Lávate las manos a menudo con agua caliente y jabón, especialmente después de ir al baño, manipular alimentos crudos, tocar animales o realizar tareas de jardinería. Esta simple costumbre evita la mayoría de los riesgos derivados de bacterias como la escherichia coli. En cuanto a los animales, recuerda que te conviene mantenerte a distancia de ellos, sobre todo de los gatos y los hámster, porque pueden transmitir la famosa toxoplasmosis y otros parásitos peligrosos.

El segundo aspecto con el que necesitas tener cuidado es la comida. No olvides que, si estás embarazada, no debes consumir ningún alimento crudo como por ejemplo sushi, leche y yogur sin pasteurizar o carne poco hecha. Esto evita la contaminación por listeria, otra bacteria presente en los alimentos sin cocinar que normalmente es inocua pero puede provocar complicaciones durante el embarazo. Tampoco debes comer embutidos excepto los que estén cocidos como el jamón de York o la pechuga de pavo.

Es conveniente asimismo que laves a fondo las verduras y hortalizas antes de comerlas y no te comas la piel de las frutas. A la hora de cocinar, mantén separados los distintos alimentos y limpia bien todas las superficies de trabajo y los accesorios que utilices como cuchillos, tijeras, tablas, etc. Además, guarda las sobras en la nevera correctamente tapadas o envueltas.

El tercer frente más habitual de infecciones son las personas. Es mejor evitar acercarte a niños o adultos que estén resfriados, tengan gripe u otras enfermedades contagiosas, o posibles síntomas de estar incubándolas como fiebre o mocos. Además, si no tienes una pareja estable, extrema las precauciones a la hora de mantener relaciones sexuales. Tampoco conviene visitar hospitales o centros de salud a menos que sea por necesidad, ya que son verdaderos “criaderos” de infecciones. Finalmente, recuerda que debes mantener una correcta higiene dental como explicamos en este otro artículo.

¿Te dan miedo las infecciones durante el embarazo?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación