Salud

La bronquiolitis en los bebés

enero 2, 2013 2 Comments

 

La bronquiolitis en los bebés

En invierno son habituales los brotes de bronquiolitis, una enfermedad respiratoria que afecta sobre todo a los menores de un año y puede provocar complicaciones severas. Vamos a conocer mejor este molesto trastorno.

Como indica su nombre, la bronquiolitis es una infección que inflama los bronquiolos, la parte final de los bronquios por donde absorbemos el oxígeno y expulsamos el dióxido de carbono. No hay que confundir la bronquiolitis con la bronquitis, que es una infección de los bronquios (más grandes que los bronquiolos), reviste mayor gravedad y puede ser producida por otras causas.

La bronquiolitis, mucho más común que la bronquitis, suele aparecer como epidemia en los meses más fríos del año. La provoca el Virus Respiratorio Sincitial (VRS) y afecta principalmente a los bebés, ya que cuanto más inmaduros son los bronquiolos más fácilmente arraiga. Cada año se registran 25.000 casos en España según la Sociedad Española de Neonatología y es la primera causa de hospitalización en los menores de un año. A pesar de eso, el tratamiento es sencillo y muy efectivo si se empieza a aplicar en seguida.

Los síntomas de la bronquiolitis son similares a los de un catarro: tos, fiebre, mucosidad, dificultades para respirar, pérdida del apetito y somnolencia. Sin embargo, lo que caracteriza a la bronquiolitis son las sibilancias, una especie de silbido que producen los pulmones del bebé al inhalar o exhalar aire y que es fácilmente reconocible si se ausculta el pecho. Por eso es importante que acudas al médico lo antes posible si detectas problemas para respirar.

Con los cuidados adecuados, la bronquiolitis se cura en aproximadamente una semana. El tratamiento se basa en mantener hidratado al bebé dándole leche, agua o zumo (si ya puede tomar), ayudarle a expulsar la mucosidad con lavados de suero fisiológico o aspiradores nasales, procurar que se alimente bien (si no tiene apetito fracciona las tomas o comidas en pequeñas cantidades más frecuentes) y reposo. Los masajes en el pecho también pueden aliviar a tu bebé al permitirle respirar mejor, aquí se explica cómo.

Si las dificultades para respirar son severas, será necesario utilizar broncodilatadores en spray o nebulizador para abrir los conductos pulmonares. Sólo en casos muy puntuales es necesario recurrir a antibióticos, pero normalmente no son efectivos contra el virus que causa la bronquiolitis. En ocasiones se usan también corticoides para reducir los espasmos bronquiales. Esto lo decidirá el médico en cada caso, pero ten presente que no debes administrar este tipo de medicamentos a tu bebé por tu cuenta.

Finalmente, recuerda que la bronquiolitis es muy contagiosa, de modo que no debes llevar a tu bebé a la guardería hasta que esté curado y tienes que lavarte bien las manos después de tocarle para no cogerla o transmitirla.

¿Tu bebé ha tenido bronquiolitis? ¡Cuéntanos!

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

2 Comments

La tos en los bebés | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé febrero 18, 2014 at 5:02 pm

[…] las llamadas sibilancias e indican que los bronquios están cerrados. Puede deberse a una alergia, bronquiolitis o un proceso asmático, de modo que acude al médico para realizar el diagnóstico. En ocasiones […]

Reply
¡El otoño ya está aquí! ¿Quieres disfrutarlo con tu bebé? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé septiembre 30, 2016 at 2:38 pm

[…] ten presente que los virus que provocan los resfriados, la gripe y la temida bronquiolitis de los bebés proliferan especialmente en los lugares cerrados y cálidos, mientras que no pueden sobrevivir al […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación