EmbarazoHigienePartoSalud

La cirugía estética después del parto

enero 30, 2013 0 comentarios

La cirugía estética después del parto

El embarazo y el parto producen cambios físicos en el cuerpo que llevan a algunas mujeres a plantearse someterse a la cirugía estética postparto. Es una opción segura siempre que tengas en cuenta las siguientes precauciones.

No es ningún secreto que, a menudo, después del parto tu cuerpo no vuelve a ser el mismo: los pechos crecen y tienden a quedar fláccidos, la barriga se vuelve abultada, se acumula grasa en la cintura y las caderas, aparecen estrías, etc. Se trata de consecuencias normales de los cambios que produce el embarazo y suelen revertir al cabo del tiempo con descanso, una dieta equilibrada, haciendo ejercicio físico moderado y llevando una vida sana.

Sin embargo, en algunos casos es necesario recurrir a la cirugía estética postparto para recuperar tu silueta anterior. Al contrario de lo que se dice que hacen algunas famosas, no es conveniente realizar estos tratamientos en el mismo momento o en las horas posteriores al parto: los cirujanos plásticos recomiendan esperar entre tres y doce meses antes de llevar a cabo una intervención de este tipo. Esto permite que el cuerpo se recupere, los órganos se recoloquen en su sitio y los niveles hormonales se estabilicen. Además, transcurrido un tiempo el especialista podrá apreciar con más precisión qué partes del cuerpo han quedado más afectadas y no se están recuperando.

Los tratamientos estéticos más habituales después del parto son:

-Mastopexia: también conocida como elevación de mamas, consiste en recolocar el pecho caído, remodelar el seno, eliminar la flaccidez y retirar la piel sobrante. A veces también se reduce el tamaño de la aureola si ha quedado muy dilatada por la lactancia.

-Abdominoplastia: es una cirugía que se realiza en la barriga para eliminar el exceso de piel y de grasa, volver a dar firmeza a los músculos y quitar las estrías. En ocasiones también se recoloca el ombligo si quedó desplazado al crecer la tripa en la gestación.

-Lipoaspiración abdominal: conocida popularmente como liposucción, se trata de retirar la grasa acumulada en ciertas partes del cuerpo como el vientre, la cintura y los glúteos. Para ello se utiliza una cánula o jeringa, u otras técnicas como los ultrasonidos.

-Tratamientos láser: la cirugía láser permite eliminar eficazmente las estrías, manchas en la piel, cicatrices de la cesárea, marcas vasculares y otras señales e imperfecciones en la epidermis que han aparecido o han sido provocadas por el embarazo y el parto.

Recuerda que no es recomendable someterte a estas intervenciones si piensas tener más hijos, ya que volverán a aparecer las mismas secuelas. Además, tratamientos como la implantación de prótesis para dar forma al pecho pueden dificultar la lactancia en el futuro. Finalmente, ten presente que tanto si optas por la cirugía estética como si no, la mejor manera de recuperarte correctamente del embarazo es no engordar demasiado, hacer ejercicio, cuidarte y… ¡tener paciencia hasta que todo vuelve a su sitio!

¿Has recurrido a la cirugía estética postparto? ¿La recomiendas?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación