ConsejosEmbarazoSalud

¿Por qué da pataditas el bebé?

enero 11, 2013 0 comentarios

¿Por qué da pataditas el bebé?

“¡Ha dado una patada!” Uno de los momentos más emocionantes del embarazo es cuando empiezas a notar los movimientos de tu bebé dentro de la barriga. Es una señal de que se está desarrollando correctamente. Veamos exactamente en qué consiste y las implicaciones que tiene este fenómeno.

Los primeros movimientos fetales perceptibles (pataditas o manotazos) suelen aparecer a partir del cuarto mes del embarazo, aunque el bebé empieza a moverse mucho antes. Sin embargo, cuando el feto es más pequeño simplemente flota en el líquido amniótico y no alcanza las paredes del útero, por lo que por mucho que se mueva todavía no lo percibirás.

De hecho, cuando no está dormido, tu bebé se está moviendo la mayor parte del tiempo. En este sentido, a menudo consideramos pataditas lo que en realidad son movimientos de los brazos o el cuerpo. Al principio también es habitual confundir estos movimientos con gases o molestias estomacales, pero pronto aprenderás a diferenciar unos de otros. Notarás especialmente los movimientos del bebé al cambiar de postura, estirarte o sentarte.

Sean patadas o codazos, lo importante es que tu bebé se mueva dentro de la tripa. Es una señal de que se está desarrollando correctamente. También supone un excelente entrenamiento para cuando tenga que empezar a controlar su cuerpo tras el nacimiento. Y no hay peligro de que se haga daño, porque en el útero está totalmente protegido por el líquido amniótico.

Hay días en que tu bebé se moverá más y otros en los que estará más calmado. Lo habitual es sentirle unas diez veces al día en los últimos meses de la gestación. Sin embargo, no es cierto que un bebé que se mueva mucho en el vientre materno vaya a ser más nervioso o inquieto, ni lo contrario.

En cambio, sí que existe una relación directa entre los movimientos del bebé y el estado emocional de la madre. Si estás nerviosa o disgustada, generas adrenalina que se transmite a tu bebé a través del cordón umbilical y provoca que se mueva mucho más. Por otro lado, es habitual que cuando te vas a dormir tu bebé “decida” empezar a moverse, porque se rige por ciclos de sueños totalmente distintos y mucho más cortos. El bebé también puede reaccionar ante sonidos bruscos, gritos o voces que escucha desde la tripa.

Los movimientos del bebé dentro de la barriga no suelen resultar dolorosos, aunque pueden ser algo molestos, sobre todo en mujeres delgadas que tienen una piel menos gruesa o si registras un nivel bajo de líquido amniótico. Normalmente se sienten más bruscos a los 5 o 6 meses de embarazo que al final de la gestación. La razón es que, a medida que tu bebé crece, dispone de menos espacio dentro del útero y no puede realizar movimientos amplios.

Para aliviar las posibles molestias que puedan provocarte las patadas o codazos del bebé, lo mejor es descansar y buscar una postura más cómoda en la que deje de moverse. En cualquier caso, si notas que sus movimientos han disminuido bruscamente o llevas más de ocho horas sin sentirle en absoluto, acude a tu médico, pues puede indicar alguna complicación en la gestación.

¿Cuándo empezaste a sentir las pataditas de tu bebé?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación