A comerConsejosEnfermedadesSalud

¿Tu bebé babea demasiado?

enero 8, 2013 0 comentarios

¿Tu bebé babea demasiado?

A partir de los tres meses, los bebés empiezan a salivar de forma abundante, hasta el punto de mojar la ropa y todo lo que les rodea. Este babeo excesivo puede durar hasta los dos años y se debe a que todavía no saben tragar la saliva ni mantener la boca cerrada para evitar que se les caiga como los adultos. Veamos cómo afrontar esta fase que puede resultar algo molesta.

El babeo se agudiza especialmente cuando empiezan a salir los dientes a los 4-6 meses, porque el bebé se toca constantemente la boca y las encías con los dedos, mordedores, etc. y eso estimula la producción de saliva de su cuerpo. Además, si tu bebé acostumbra a regurgitar una parte de la leche que toma, generará aún más saliva para proteger la zona bucal de la acidez del reflujo.

En sí misma, la salivación excesiva no es ningún problema de salud para el bebé. De hecho, se trata de una buena señal porque indica que tu pequeño ya está listo para empezar a ingerir nuevos alimentos. Pues debes saber que la función principal de la saliva es ayudar a disolver y tragar la comida sólida.

Sin embargo, la constante humedad generada por las babas y su elevada acidez pueden provocar irritaciones en la boca, labios, mejillas, barbilla y cuello del bebé, además de facilitar que aniden en estas partes bacterias y hongos que generan erupciones. Otra consecuencia es que se le moje la ropa o las sábanas mientras duerme, lo cual puede causar resfriados. Además, cuando empieza a tragarse el exceso de saliva, también ingiere más aire, lo cual puede incrementar las molestias por gases o cólicos tras las comidas.

Para evitar los efectos adversos del babeo en los bebés, sigue estos consejos:

-Colócale la mayor parte del día un babero que mantenga secas la cara y el cuello. Quítaselo para dormir porque puede entrañar riesgo de asfixia.

-Ten siempre a mano una toalla o gasas para secarle el exceso de saliva.

-Prueba a ponerle un chupete, a algunos bebés les ayuda a tragar la saliva.

-Aplícale una crema protectora especial para la cara y la boca, reduce el riesgo de irritaciones y erupciones de la piel provocadas por la humedad.

-Cambia a tu bebé de ropa si se la moja al babear, no dejes que se enfríe.

-Después de comer, hazle eructar y realiza masajes circulares en la tripa en el sentido contrario a las agujas del reloj para ayudarle a expulsar los gases.

-Por la noche, coloca una toalla bajo la sábana de la cuna que absorba la humedad de la ropa provocada por las babas y las regurgitaciones de leche.

Normalmente, a partir de los 18 meses los bebés dejan de babear o lo hacen considerablemente menos. Si tu bebé continua salivando de manera excesiva al acercarse a los dos años, consulta con el pediatra porque puede indicar algún problema en la boca, de desarrollo o incluso de tipo neurológico.

¿Tu bebé babea mucho? ¿Qué nos recomiendas?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación