EducaciónPrimeras habilidades

El bilingüismo en los bebés

Febrero 27, 2013 1 comentario

El bilingüismo en los bebés

Cada vez son más habituales los hogares en los que se hablan varios idiomas. Esto no supone ningún problema para educar a los bebés, que están perfectamente preparados para el bilingüismo desde que nacen.

Hasta los ocho años, los niños tienen una gran facilidad para aprender idiomas. Varios estudios han demostrado que, antes de aprender a hablar, los bebés ya diferencian las lenguas en función de su sonido y crean estructuras mentales que les permiten alternar diferentes idiomas sin necesidad de traducir mentalmente las palabras. A partir de esa edad, desaparece esta maravillosa habilidad y los niños aprenden de una forma similar a los adultos.

Por lo tanto, si tu pareja y tú habláis lenguas maternas diferentes, no es necesario que ninguno de los dos renuncie a la suya para educar a vuestro bebé. Pensad que, en muchos países, la mayoría de los niños crecen hablando varios idiomas y en el norte de Europa no se doblan las películas o las series.

Los expertos recomiendan únicamente seguir la regla OPOL (One Person, One Language), que significa que cada uno le hable al pequeño en su propio idioma. Si el mismo progenitor alterna las dos lenguas, al bebé le costará más tiempo diferenciarlas. Siguiendo esta norma básica, el bebé crecerá aprendiendo ambos idiomas y será un bilingüe natural, lo cual tiene muchas ventajas. Además de dominar dos lenguas, está demostrado que los niños bilingües tienen más facilidad para aprender otros idiomas nuevos, y presentan un mayor desarrollo de la memoria y la capacidad de atención.

En cambio, es totalmente falso que los bebés bilingües tarden más en aprender a hablar, tengan un dominio inferior del idioma o se sientan confundidos al expresarse oralmente. Empiezan a hablar al mismo tiempo que los niños monolingües y, aunque es cierto que al principio pueden mezclar palabras y expresiones de ambas lenguas o tener un vocabulario algo más limitado, es una fase del aprendizaje normal y pasajera. Con el tiempo, los niños bilingües acaban hablando igual de bien que los demás de su edad.

Otra cuestión es si en tu casa habláis un solo idioma, pero deseas que tu bebé aprenda otra lengua como el inglés desde pequeño. En ese caso, es difícil que acabe siendo realmente bilingüe si no puede escuchar el segundo idioma en casa, pero sin duda cuanto antes empiece a practicarlo mejor lo dominará en el futuro. Para ello, puedes llevarle a una escuela infantil o un colegio bilingüe, apuntarle a actividades en ese idioma, ponerle vídeos y canciones para que se acostumbre a cómo suena, comprar juguetes bilingües, etc.

¿Tu bebé es bilingüe? ¡Cuéntanos!

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

¿De qué depende la inteligencia del bebé? | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé Febrero 18, 2014 at 4:41 pm

[…] La música es otro elemento que favorece las conexiones entre las neuronas. Pero tampoco te obsesiones con acudir a todos los conciertos que puedas: para tu bebé será tan provechoso escuchar una ópera de Mozart como oírte cantar o que le enseñes a dar palmas siguiendo un ritmo tradicional. De la misma forma, está demostrado que si le expones a diferentes idiomas, aunque no sea mediante clases propiamente dichas, tendrá más facilidad para desarrollar sus futuras competencias lingüísticas, como contamos aquí. […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación