A comerConsejosEnfermedadesSalud

La celiaquía o intolerancia al gluten en los bebés

febrero 6, 2013 0 comentarios

La celiaquía o intolerancia al gluten en los bebés

¿Sabías que uno de cada cien bebés es celíaco? La enfermedad celíaca es una de las intolerancias alimentarias más habituales y se empieza a manifestar cuando el bebé comienza a tomar cereales. Aprende a detectar los síntomas lo más pronto posible para evitar cualquier complicación.

Los bebés celíacos no pueden digerir una de las proteínas que contiene el gluten que está presente en cereales como el trigo, cebada, avena, centeno, etc. Cuando toman un producto que contiene gluten, como una papilla, potito de cereales o galleta, padecen una reacción alérgica que daña el interior del intestino y les impide absorber otros nutrientes. La reacción desaparece cuando dejan de ingerir gluten, pero si no se detecta a tiempo el bebé puede sufrir desnutrición, anemia e incluso retraso en el crecimiento y desarrollo.

Por eso debes estar muy atenta a los síntomas de la intolerancia al gluten:

-Trastornos digestivos: están provocados por los daños que sufre el intestino debido al gluten y pueden manifestarse en forma de diarrea, gases, vómitos frecuentes, hinchazón de la barriga y dolor abdominal. Además, las caquitas del bebé tienen un olor muy fuerte.

-Falta de apetito: el bebé empieza a rechazar los alimentos que le ofreces porque le producen malestar. También se muestra apático, triste, irritable y soñoliento debido a la falta de energía que experimenta al no poder asimilar correctamente los alimentos.

-Retraso en el crecimiento: la imposibilidad de digerir los nutrientes provoca que el bebé no gane peso y estatura al ritmo adecuado. A la larga, la celiaquía también puede desembocar en anemia, lesiones en la boca o alteraciones en el esmalte de los dientes.

Los síntomas suelen aparecer dos o tres meses después de empezar a introducir los cereales en su alimentación y desaparecen cuando se elimina el gluten de su dieta, tras el diagnóstico del médico. Afortunadamente, hoy en día existe una amplia variedad de alimentos aptos para bebés celíacos como papillas sin gluten, potitos sin gluten e incluso galletitas sin gluten.

Cuando tu bebé crezca, ten en cuenta que no podrá tomar alimentos tan comunes como pan, bollos, pasteles, galletas, pasta, etc. Además, el gluten puede estar presente en otros productos tan insospechados como embutidos, conservas, salsas, caramelos y helados. De manera que deberás empezar a acostumbrarte a mirar las etiquetas y preguntar. Por suerte, la sensibilización hacia la celiaquía es cada vez mayor, por lo que en todos los supermercados podrás encontrar productos sin gluten. Eso sí, a menudo más caros.

¿Tu bebé es celíaco? ¿Cómo lo descubriste?

Imagen: Malglam en Flickr

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación