HigienePsicologíaSalud

La recuperación después de una cesárea

febrero 11, 2013 0 comentarios

La recuperación después de una cesárea

Uno de cada cinco partos se produce por cesárea en España. Esta intervención permite un parto seguro cuando el alumbramiento se prolonga o surgen complicaciones, pero a cambio la recuperación es un poquito más larga y compleja. Veamos en qué consiste y las precauciones a tener en cuenta.

Después de una cesárea, es necesario guardar reposo para evitar que la cicatriz pueda abrirse y facilitar la recuperación de los músculos del abdomen. Sin embargo, esto no significa que debas quedarte en la cama durante todo el tiempo que estés en el hospital: los médicos y enfermeras te animarán a incorporarte, sentarte e incluso dar paseos por los pasillos a partir de las 24-48 horas, siempre con alguien que te ayude. Esto previene la formación de coágulos provocados por la inactividad y facilita la recuperación del tránsito intestinal que quedó interrumpido durante la intervención. También podrás coger en brazos y dar el pecho a tu bebé desde las primeras horas. Un cojín de lactancia te ayudará a hallar la postura más cómoda para amamantarle.

La estancia en el hospital tras un parto por cesárea es un poco más larga, pero como máximo te darán el alta a los cinco días. Cuando llegues a casa, recuerda que no debes realizar esfuerzos excesivos ni prolongados, como caminar mucho rato, subir escaleras, agacharte, levantar pesos o hacer tareas domésticas. La colaboración de tu pareja y familiares será esencial para ayudarte cuando lo necesites de modo que puedasconcentrar todas tus energías en cuidar a tu recién nacido, que debe ser tu principal prioridad.

Después de una cesárea es normal tener sangrados o loquios más abundantes que en un parto natural, pero si con los días van a más en lugar de reducirse, consulta al médico. También es habitual que la cicatriz de la cesárea te duela, te pique o te tire a medida que los tejidos se regeneran. Los médicos te indicarán el tratamiento que debes seguir para curar la herida y en aproximadamente una semana te quitarán los puntos de sutura o las grapas.

Mientras tanto, asegúrate de mantener la cicatriz limpia y seca, tócala sólo cuando tengas que hacerte las curas y hazlo únicamente después de haberte lavado a fondo las manos. Si sufres fiebre superior a 38 grados, la cicatriz supura, tiene mal aspecto o huele mal, debes acudir al médico de inmediato porque podría indicar una infección de la herida que requiera antibióticos.

Una vez te hayan quitado los puntos y la cicatriz esté curada, puedes aplicar una crema específica, con acción hidratante y reafirmante, para facilitar la recuperación de la piel. Por último, recuerda que no debes exponer la cicatriz al sol durante al menos un año para evitar que te queden marcas.

¿Qué consejos puedes dar si te hacen una cesárea?

Imagen: Dolanh en Flickr

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación