A comerConsejosHigieneSalud

¿Pueden beber agua del grifo los bebés?

febrero 18, 2013 0 comentarios

¿Pueden beber agua del grifo los bebés?

En sus primeros años de vida, los bebés necesitan una gran cantidad de agua: primero para preparar los biberones, luego para las papillas y después cuando empiezan a beber. Eso hará que te preguntes cuál es el tipo de agua más conveniente para ellos. Veamos las posibilidades.

En principio, el agua del grifo es perfectamente apta para el consumo en cualquier parte de España porque se somete a un proceso de potabilización. Sin embargo, algunos estudios indican que la calidad del agua no siempre es la deseable, sobre todo en el sur y el litoral del país. Además, el proceso de cloración que se emplea en la red de abastecimiento puede dejar residuos poco adecuados para el frágil sistema digestivo e inmunológico de los bebés.

Por ese motivo, en los primeros meses de vida los pediatras recomiendan hervir el agua que vaya destinada a la alimentación del bebé durante al menos un minuto, para eliminar posibles impurezas y parásitos. Si no te convence esta opción, también puedes recurrir a alguna de estas alternativas:

-Agua embotellada: el agua envasada suele ser más “pura” que la del grifo y por lo tanto no hace falta hervirla. Sin embargo, ten en cuenta que no todas las aguas a la venta son iguales: hay aguas preparadas, aguas de manantial y aguas minerales naturales, todas con características y composiciones bastante diferentes. Según los expertos, la más adecuada para los bebés sería el agua mineral natural de mineralización débil. Eso significa que tiene un bajo contenido de sales para no sobrecargar los riñones del bebé.

-Agua específica para bebés: existen marcas de agua que han sido especialmente elaboradas para los bebés, como por ejemplo Aquababy. Se trata de agua purificada y con un bajo contenido de minerales, por lo que no hace falta hervirla y facilita la digestión. Además, se presenta en formatos sumamente cómodos para las mamás, como tetrabriks individuales.

-Filtros de agua: también hay aparatos purificadores  que eliminan la cal, el cloro y las impurezas. Sin embargo, conviene consultar las garantías que ofrece cada fabricante. Otra posibilidad más sencilla y económica son los productos como Mini Bobble, una práctica botella con filtro incorporado que elimina los restos de cloro, olores y sabores justo en el momento de beberla.

Por último, recuerda que no es necesario que le des agua al bebé hasta los seis meses, porque con la lactancia no la necesita.

¿Qué agua le das a tu bebé: del grifo, embotellada o filtrada?

Imagen: EduDori&Co en Flickr

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación