ConsejosEmbarazo

Cómo ser un buen papá desde el primer día

marzo 18, 2013 2 Comments

Cómo ser un buen papá desde el primer día

¿Vas a ser padre y no tienes claro lo que se espera de ti? No existe un “manual de instrucciones” para este acontecimiento tan especial. Pero sí hay muchas cosas que puedes hacer antes, durante y después del parto.

Antes del parto

Desde el momento en que sepas que esperáis un bebé, debes hacer todo lo posible para ayudar a la futura mamá a vivir su embarazo lo mejor posible. Piensa que lo más importante es que esté descansada y feliz, por que lo encárgate de los preparativos e infórmate para estar preparado ante los grandes cambios físicos y emocionales que implica la gestación. También es esencial tomarte en serio los cursos de preparación al parto, acompañarla a las visitas médicas, compartir los sacrificios que deba realizar (como llevar juntos una dieta saludable o hacer ejercicio moderado) y apoyarla ante las inseguridades típicas que surgen en esta compleja etapa. Además, resulta imprescindible intentar mantener una buena comunicación en los aspectos delicados, como el sexo durante el embarazo o las relaciones con la familia.

Durante el parto

Asistir al parto de tu hijo/a es una experiencia única que ningún papá debería perderse. Tus funciones más importantes durante el nacimiento consisten en acompañar a la mamá, asegurarte de que no le falte de nada, evitar interferir con los profesionales que se encargan del alumbramiento y mantener informada a la familia para que todo el mundo esté tranquilo. Además, tendrás que asegurarte de que se respeta el plan de parto con las disposiciones que habéis acordado en cuanto al uso de la anestesia epidural, procedimientos médicos, lactancia etc. En el instante mágico en que nazca el bebé, piensa que si estás allí serás el primero en verlo y luego podrás contarle a tu pareja los detalles de su llegada al mundo. Finalmente, procura mantener la calma en todo momento. Es la mejor manera de contribuir a serenar a la mamá, que necesita que estés tranquilo pase lo que pase.

Después del parto

Tras el agotador esfuerzo, mamá necesitará descansar y que la cuiden. De modo que desde el primer momento deberás encargarte de todo: atender al bebé, cogerle en brazos, cambiarle, tranquilizarle, acunarle, ayudar a tomar el pecho o darle el biberón, etc. Ocúpate asimismo de mantener la casa limpia y organizar la logística. También es importante que desde el primer día pases tiempo con tu bebé y juegues con él/ella para crear los lazos afectivos que serán la base de vuestra relación en el futuro. Además, tendrás que ocuparte de los trámites del nacimiento y de los preparativos para la vuelta a casa. Como los primeros días serán difíciles, asume el papel de “cortafuegos” ante la familia, amigos, compañeros de trabajo, etc. con el fin de regular las visitas y llamadas tanto en la clínica como al volver a casa. Otra cosa a la que deberás estar atento son las señales que indican una depresión postparto.

¿Qué consejo le daría a un futuro padre primerizo?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

2 Comments

Jessica marzo 19, 2013 at 4:57 pm

pues yo le diria que es esencial apoyar y comprender a la madre.para mi fue una pieza clave mi marido en mi postparto!

Reply

Deja un comentario en esta publicación