CrecimientoDe 0 a 6 mesesDe 12 a 18 mesesEducaciónTécnicas

Diez errores habituales a la hora de acostar al bebé

marzo 27, 2013 1 comentario

Diez errores habituales a la hora de acostar al bebé

Acostar a un bebé es todo un “arte” que si eres mamá o papá primerizo tardarás un tiempo en dominar. Eso sí, existen algunos errores habituales que pueden complicar mucho la hora de ir a dormir. ¡Evita cometerlos!

Uno de cada tres niños pequeños no duerme bien: tardan en coger el sueño o se despiertan al poco tiempo y luego tienen a sus padres en vela media noche. A menudo, esto se debe a que estás cometiendo algunos de los 10 errores más frecuentes que se producen en el momento de acostar al bebé.

1) Dormirle en brazos: si acostumbras a tu bebé a coger el sueño acurrucado en tus brazos, luego le será mucho más difícil hacerlo sólo en la cuna. Lo mejor es que le acuestes, le arrulles, le cantes una nana o le leas un cuento… ¡pero cuando ya esté en su cuna!

2) Dormirle en movimiento: el balanceo de las hamacas, balancines, sillas de paseo o incluso de las sillas de coche relaja a muchos bebés y provoca que se duerman. Pero si le habitúas a dormirse de esta manera, luego no cogerá el sueño si nadie le mece.

3) No acostarle siempre a la misma hora: tu bebé necesita que le ayudes a establecer unas rutinas de sueño. Acostúmbrale a acostarse, levantarse y dormir la siesta siempre más o menos a las mismas horas, para lograr un sueño estructurado.

4) No seguir una rutina para acostarle: además de cumplir un horario, establece una rutina agradable para acostar a tu bebé que le predisponga a dormirse. Por ejemplo, darle un baño, ponerle el pijama, contarle un cuento, darle un suave masaje, etc.

5) Acostarle demasiado tarde: ligado a lo anterior, muchos bebés y niños pequeños se van a dormir más tarde de lo que deberían porque sus padres tienden a acomodar los horarios de los pequeños a los suyos. Lo mejor es que cene pronto… ¡y a la cama!

6) Excitarle antes de ir a la cama: evita los juegos demasiado animados, la música, un programa demasiado ruidoso en la televisión, etc. durante las horas previas a acostar a tu bebé. Si se altera con estas diversiones, luego seguramente le costará más dormirse.

7) Esperar a que se canse: es falso que un niño agotado se duerma más fácilmente. Cuando los bebés están excesivamente cansados o no se han ido a dormir a su hora, a menudo se vuelven más inquietos e irritables y luego es más complicado acostarles.

8 ) Poner demasiados estímulos en la cuna: el proyector, el carillón, los muñecos, la luz quitamiedos… En su justa medida, son buenos aliados para relajar y dormir a tu bebé, pero si te excedes con este tipo de estímulos puedes provocar el efecto contrario.

9) Sacarle de la cuna en cuanto llora: no se trata de que le hagas “sufrir” sin necesidad, sino de que vayas a ver qué le pasa, le atiendas, le consueles, intentes que vuelva a dormirse y, en última instancia, si nada de eso funciona, entonces cógele.

10) Pasarle a la cama demasiado pronto: no tengas prisa por trasladar a tu bebé de la cuna a la cama. Si todavía no está preparado, puede sentir angustia ante el cambio o adoptar la costumbre de “escaparse” aprovechando que ya no existe ninguna barrera.

¿Qué consejo darías para dormir a un bebé?

Imagen: tatoruso en Flickr

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

Cómo elegir un colchón seguro para la cuna de tu bebé | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé mayo 14, 2015 at 11:15 am

[…] Diez errores habituales a la hora de acostar al bebé […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación