ConsejosEmbarazoEnfermedadesSalud

El dolor de espalda durante el embarazo

abril 3, 2013 0 comentarios

El dolor de espalda durante el embarazo

Una de cada tres embarazadas padece lumbalgia o dolor de espalda. Se trata de una molestia habitual que aumenta a medida que avanza la gestación y a menudo se agrava por las malas posturas que adoptamos.

El origen de los dolores de espalda que sufren muchas embarazadas son los cambios físicos que experimenta tu cuerpo como consecuencia de la gestación. A medida que la barriga crece de tamaño, el centro de gravedad del cuerpo se desplaza hacia delante y hacia abajo, lo cual sobrecarga la columna. Las vértebras también cambian de posición y, debido a la acción de las hormonas, los ligamentos y las articulaciones se debilitan. Esto provoca un dolor agudo en la parte baja de la espalda que se denomina lumbalgia.

Para prevenir y aliviar los dolores de espalda, sigue estos consejos:

Duerme de costado, sobre un colchón que sea firme y coloca una almohada entre las rodillas o bajo el abdomen para aliviar la espalda. Dormir boca arriba provoca que la espalda esté en posición arqueada, así que evítalo.

No pases mucho tiempo de pie: el peso de la barriga tiende a provocar que te inclines hacia adelante, lo cual empeora los dolores de espalda. Si no tienes posibilidad de sentarte, apóyate en la pared para aliviar la zona lumbar.

Siéntate con la espalda recta y totalmente apoyada en el respaldo. Evita los asientos demasiado blandos y procura no cruzar las piernas. Mejor colócalas sobre un puf, silla o cojín para descargar la espalda y de paso descansarlas.

Evita levantar o cargar peso: si no tienes más remedio, al coger peso agáchate doblando las rodillas en lugar de la espalda y apóyate en algo firme por si pierdes el equilibrio. Si cargas con peso, repártelo entre ambas manos.

Vigila con las escaleras: las escaleras son peligrosas si estás en los últimos meses de embarazo, sobre todo al bajar por el vaivén que provocan en la barriga. Si no puedes evitarlas, sube y baja despacio y cógete al pasamanos.

Haz ejercicio moderado: un paseo a ritmo tranquilo durante media hora al día, una clase de yoga, natación u otra actividad que sea apta para embarazadas te ayudarán a relajar la espalda y corregir las malas posturas.

Consulta a un especialista: si los dolores se vuelven fuertes y persistentes, acude a tu médico o a un profesional especializado en problemas de espalda. Existen remedios que pueden aliviarte como estiramientos, masajes o fajas.

¿Has tenido dolor de espalda en el embarazo? ¿Conoces algún truco?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación