En CasaNuestras marcasSeguridad

¿Por qué es tan importante el sonajero para los bebés?

abril 24, 2013 0 comentarios

¿Por qué es tan importante el sonajero para los bebés?

El sonajero es el primer juguete del bebé y le acompañará en su descubrimiento del mundo. ¿Pero sabes qué beneficios le aporta? Veamos las ventajas de los sonajeros, los tipos y algunos consejos para elegirlos.

El sonajero no sirve únicamente para distraer, entretener y divertir al bebé. En primer lugar, es una valiosa herramienta que permite estimular sentidos como la vista, el oído y el tacto. Al intentar cogerlo y agitarlo para que suene, el bebé mejora su coordinación psico-motora. También suele tratarse de uno de los primeros objetos de apego que reconoce y recuerda de su entorno.

Existe una gran variedad de sonajeros: blandos, duros, con forma alargada o redondeada, que incorporan luces o texturas, con mordedor, etc. También hay sonajeros especiales para la cuna, el carrito, la trona, el coche, etc. Puedes ver una amplia selección de sonajeros para bebé en este enlace.

La elección del sonajero dependerá de los gustos de tu bebé. Pero a la hora de comprarlo y enseñarle a jugar con él, conviene que sigas estos consejos:

-Al igual que cualquier otro juguete para el bebé, debe ser seguro, contar con el sello de la CE y estar fabricado con materiales que no sean peligrosos.

-Escoge colores llamativos que capten su atención. Por ejemplo, rojo, amarillo, verde, blanco o azul. Los contrastes de colores también funcionan.

-Es importante que el tamaño y el peso del sonajero estén acordes a la edad del bebé. Los mejores sonajeros para los recién nacidos son los más sencillos.

-En sus primeros días de vida, coloca el sonajero cerca del bebé para que se fije en el juguete. Poco a poco irá despertando su interés e intentará cogerlo.

-Cuando esté preparado, deja que el bebé coja el sonajero, lo toque, lo chupe o lo arroje al suelo. Es el proceso que sigue para entender los objetos.

-No agites el sonajero de forma rápida y brusca delante del bebé, podría asustarle. Los movimientos deben ser lentos y pausados para que los siga.

Por último, si aprovechas sonajeros de un bebé anterior, revísalos para comprobar que están en condiciones. Sobre todo es esencial verificar que los elementos móviles que provocan el ruido, como cascabeles o bolitas, no se puedan desprender del juguete y acabar siendo ingeridos por el bebé.

¿Cuál es el sonajero favorito de tu bebé?

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación