HigieneSalud

¿Cómo lavar cada parte del cuerpo del bebé?

mayo 20, 2013 0 comentarios

¿Cómo lavar cada parte del cuerpo del bebé?

A la hora del baño, debes tratar cada parte del cuerpo del bebé de una forma especial para asegurar una higiene correcta y segura. Aquí tienes una explicación de cómo limpiarle en cada zona y otros consejos.

La cabeza: cuando el bebé es aún pequeño y no sostiene la cabeza por sí solo, debes aguantársela con una mano mientras con la otra le aplicas una pequeña cantidad de jabón en el cuero cabelludo y le das un suave masaje. No te preocupes si aún tiene fontanelas, porque su cabeza está bien protegida debajo de la piel. Eso sí, no frotes demasiado fuerte para evitar irritaciones. Si aún no le ha salido pelo, puedes usar el mismo jabón que para el resto del cuerpo; si ya tiene pelo, entonces usa un champú especial para bebés. Luego aclara y seca bien la zona para evitar que algún resto del champú pueda acabar metiéndose en los ojos o en la boca. También es importante secar bien las orejas para prevenir la otitis, hallarás más información aquí.

El cuerpo: para lavar el cuerpo debes usar un jabón neutro y una esponja suave. Limpia siempre de arriba a abajo, dejando los genitales y el culito para el final. Procura realizar movimientos lentos y firmes como si le dieras un masaje. No hace falta que frotes mucho, porque su piel es muy delicada y enseguida se desprenden las células muertas. Primero límpiale por delante y luego por detrás, con mucho cuidado al cambiarle de posición porque un bebé mojado es muy resbaladizo. Si todavía tiene los restos del cordón umbilical, lee este artículo para saber cómo limpiarlo de manera correcta. En cuanto a los genitales, recuerda que en las niñas hay que limpiarlos siempre de adelante hacia atrás para prevenir las posibles infecciones en la vagina.

Las extremidades: lávale los brazos y las piernas a medida que vayas bajando por el cuerpo, también con una esponja y jabón neutro. Presta especial atención a las zonas con pliegues de la piel como las axilas, la parte posterior de las rodillas, entre los dedos de las manos y los pies, etc. porque es donde se suele acumular más suciedad. Si tu bebé está relajado, la hora del baño puede ser un buen momento para cortarle las uñas siguiendo estos consejos.

Después del baño, debes envolver en seguida a tu bebé con una toalla o capa de baño para evitar el riesgo de que se enfríe y luego secar bien cada parte del cuerpo. Vigila sobre todo de que no queden restos de humedad o suciedad en los pliegues de la piel, más susceptibles a las infecciones y los hongos.

¿Puedes darnos algún consejo más para bañar a un bebé?

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación