ConsejosDe ViajeEmbarazoSaludSeguridad

Tomar el sol durante el embarazo

mayo 17, 2013 1 comentario

Tomar el sol durante el embarazo

¿Puedo tomar el sol si estoy embarazada? Es una pregunta que se hacen muchas futuras mamás. La respuesta es que la exposición al sol no está contraindicada incluso al final del embarazo, aunque con precauciones.

Tomar el sol tiene muchas ventajas: es una fuente de vitamina D, que fortalece los huesos; resulta muy relajante, lo cual ayuda a sobrellevar las molestias del embarazo; y logra que te sientas más a gusto con tu cuerpo.

Sin embargo, debes tener en cuenta que la piel es especialmente sensible durante el embarazo. Esto multiplica el riesgo de que aparezcan manchas cutáneas que luego serán difíciles de eliminar o quedarán para siempre.

El tipo de mancha más conocido es el melasma, también llamado “máscara del embarazo”. Consiste en un oscurecimiento de una parte de la piel de la cara provocado por los efectos del sol y de las hormonas del embarazo.

Por otro lado, si tomas demasiado el sol o lo haces con una protección inadecuada, puedes sufrir deshidratación, aumento excesivo de la temperatura corporal, insolación  y quemaduras solares. Todos ellos son trastornos muy peligrosos que debes evitar cuando estás esperando un bebé.

Para disfrutar del sol y prevenir los riesgos, sigue estos consejos:

-No pases más de 30 minutos seguidos expuesta directamente al sol, y hazlo siempre con un protector solar adecuado. Los primeros baños de sol después del invierno deben ser más breves para permitir que se active el bronceado.

-El mejor momento para tomar el sol es a primera hora de la mañana y por la tarde. Evita las horas de mediodía (de 12 a 16 horas), resulta más dañino.

-Recuerda que el sol también puede afectar a tu piel aunque esté nublado o te pongas debajo de la sombrilla. Debes protegerte igualmente.

-Usa un protector solar de mínimo FPS 25 para el cuerpo y una crema de FPS 50 para la cara, cuello y otras zonas sensibles. Consulta en la farmacia o lee el prospecto del protector solar para confirmar que es apto para gestantes.

-Recuerda que, para que resulte efectivo, debes aplicarte el protector solar mínimo media hora antes de exponerte al sol y renovarlo cada dos horas.

-Ponte un sombrero para evitar el riesgo de insolación en la cabeza y gafas de sol para proteger los ojos. El cabello también es más sensible al sol en el embarazo, por lo que se recomienda protegerlo con un producto específico.

-Bebe mucha agua para mantenerte hidratada, mínimo dos litros. La fruta fresca también ayuda a conservar la hidratación y mejora el bronceado.

-Después de tomar el sol, dúchate y aplícate una crema hidratante. Si detectas enrojecimiento o manchas en la piel, aumenta las precauciones.

¿Recomiendas tomar el sol en el embarazo o mejor evitarlo?

Imagen: Patricil en Flickr

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

Cómo “sobrevivir” al verano si estás embarazada — Bebitus.com julio 4, 2013 at 12:00 pm

[…] -Toma el sol con precaución: una exposición al sol moderada resulta agradable y beneficiosa, pero si no adoptas precauciones puedes sufrir quemaduras, insolaciones y manchas en la piel. Para evitarlo lee este artículo. […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación