ConsejosEmbarazoHigieneSaludSeguridad

El cuidado de las uñas durante el embarazo

Julio 30, 2013 0 comentarios

El cuidado de las uñas durante el embarazo

¿Por qué las uñas de las embarazadas son más frágiles? ¿Es verdad que crecen más rápido cuando esperas un bebé? ¿Perjudica al feto hacerse la manicura? Son preguntas habituales a las que vamos a dar respuesta.

Los cambios hormonales que ocurren durante el embarazo también tienen su reflejo en las uñas. Sin embargo, no afectan igual a todas las embarazadas: mientras que en algunos casos las uñas se refuerzan y crecen más duras y ásperas, en otros casos se vuelven más finas y delicadas. Si te sucede eso, debes revisar tu alimentación para asegurarte de que estás ingiriendo una dieta equilibrada, con todos los nutrientes que necesita tu organismo. Entre los alimentos que ayudan a reforzar las uñas están los lácteos, la ternera, las espinacas, las legumbres, la zanahoria, el tomate y el pimiento rojo.

Paralelamente, para evitar que se rompan las uñas puedes aplicarte una crema de manos, que las hará menos quebradizas, además de usar guantes para fregar los platos y hacer la limpieza. En cuanto a si las uñas crecen más rápido en el embarazo, puede suceder en algunos casos, aunque la diferencia es tan mínima que cuesta apreciarlo y no suele suponer ninguna molestia.

Otra duda típica es si te puedes pintar las uñas cuando estás embarazada. Es verdad que los esmaltes de uñas contienen sustancias químicas que pueden atravesar la placenta y llegar hasta el bebé que crece dentro de tu cuerpo. Sin embargo, la cantidad de estos compuestos que absorbe tu organismo al hacerte la manicura es tan baja que la mayoría de los médicos no lo considera un peligro. Pero para quedarte más tranquila, elige lacas de uñas hipoalergénicas que no contengan productos como el tolueno. Revisa la composición cuando las compres o acude a una tienda de cosmética natural.

En cuanto al quitaesmalte, busca alguno que no contenga acetona, ya que es otro compuesto que en grandes cantidades puede afectar al bebé. Ten en cuenta también que la mayoría de estas sustancias penetran en tu cuerpo al respirarlas, no por las uñas, de modo que elige un sitio ventilado para hacerte la manicura y no uses mucha cantidad para minimizar los riesgos.

Siguiendo estas precauciones, podrás seguir haciéndote las uñas durante el embarazo con la máxima tranquilidad y confianza. ¡No renuncies a ese placer!

¿Puedes darnos algún otro consejo para cuidar las uñas en el embarazo?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación