HigieneSalud

¿Qué hacer si tu bebé se muerde las uñas?

Septiembre 4, 2013 0 comentarios

¿Qué hacer si tu bebé se muerde las uñas?

Casi la mitad de los niños pequeños se muerden las uñas, una fea costumbre que además puede provocar problemas de salud. Descubre porqué lo hacen y los métodos que funcionan para quitarles esta manía.

Los niños y niñas suelen empezar a morderse las uñas a los tres años y este hábito alcanza su máxima intensidad hacia los siete años. Aunque parezca solo una fea costumbre, lo cierto es que tiene consecuencias sobre su salud.

Por un lado, afecta al crecimiento de las uñas y desgasta el esmalte de los dientes. Además, los fragmentos pueden colarse en los huecos de los dientes o clavarse en las encías y causar problemas bucodentales. Finalmente, si tienen las uñas sucias y se las tragan pueden contraer diversas infecciones.

Los niños y niñas nerviosos, tímidos o inseguros tienen más tendencia a morderse las uñas. Por esa razón, no es buena idea que le riñas cada vez que le veas hacerlo, ya que eso le genera más ansiedad y agrava el problema.

Estos son los sistemas más eficaces para que deje de morderse las uñas:

-No te muerdas las uñas delante suyo. Recuerda que los hijos imitan a los padres, si tienes esa costumbre es posible que la haya aprendido de ti.

-Explícale que morderse las uñas es un hábito mal visto, sobre todo en público, y pacta un código para avisarle cuando lo haga delante de los demás sin reñirle ni humillarle (por ejemplo un guiño o una palabra “secreta”).

-Córtale las uñas con unas tijeras infantiles a menudo para que no sobresalgan. Así le resultará más difícil morderlas y le crecerán más sanas.

-Felicítale cuando lleve unos días sin morderse las uñas. No hace falta premiarle ni regalarle nada, basta con decirle que te enorgullece su esfuerzo.

-Cuando le veas mordiéndose las uñas le puedes ofrecer un chicle sin azúcar o un snack sano (fruta, tortitas, galletas, etc.) para que deje de hacerlo.

-Si está nervioso/a, encárgale alguna tarea que le mantenga ocupadas las manos. Esto evitará la “tentación” de empezar a morderse las uñas.

En cambio, los remedios tradicionales como castigarle, impregnarle los dedos con productos amargos o envolvérselos con esparadrapo no resultan eficaces. Además, pueden convertir un problema menor en un “arma” que tu hijo/a usará cuando quiera castigarte o conseguir alguna cosa a cambio.

¿Tu bebé se muerde las uñas? ¿Qué trucos has probado?

Imagen: Alex Mestas en Flickr

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación