ConsejosDe ViajeEmbarazoEnfermedadesSaludSeguridad

¿Qué riesgos debes evitar en Navidad si estás embarazada?

diciembre 23, 2013 0 comentarios

¿Qué riesgos debes evitar en Navidad si estás embarazada?

Llega la Navidad, una época de alegría aún mayor si además esperas un bebé. Pero también es un periodo en el que bajamos la guardia y cometemos excesos que acaban pasando factura. ¡Aprende a evitarlos!

Nochebuena, Navidad, Fin de Año, el cotillón de Reyes, la cena de empresa, la copa con los amigos, las visitas de familia, comprar todos los regalos… En Navidad se multiplican los compromisos y las comilonas, pero si estás embarazada debes seguir cuidándote. A continuación encontrarás algunos consejos para “sobrevivir” a estas fiestas y a los excesos que las acompañan.

Come con moderación: las navidades son un periodo de grandes festines culinarios. Sin embargo, debes prescindir de los atracones e intentar mantener tus cinco comidas al día; es más sano que atiborrarse en el almuerzo y luego no cenar para “compensar”.

Descarta los alimentos “peligrosos”: revisa cuidadosamente los menús navideños y recuerda que, si estás embarazada, no debes consumir embutidos, carnes y pescados crudos, o pescados que tengan un alto contenido de mercurio, como el atún rojo y el emperador.

Modera los caprichos: los dulces navideños no están prohibidos, pero siempre en pequeñas cantidades porque contienen mucho azúcar. Es mejor que seas selectiva: come poco y bueno, de lo que te gusta, en lugar de caer en la tentación cada dos por tres.

Prescinde del alcohol: aunque seguro que has oído que “no pasa nada” por tomar una copita de vino o champán si estás embarazada, ten en cuenta que no existe una cantidad mínima de alcohol que garantice que no afectará al bebé. ¡Así que mejor no bebas!

Huye del humo del tabaco: la ley del tabaco ha simplificado las cosas, pero aún así evita exponerte al humo del tabaco en las sobremesas o incluso si se fuma en otra habitación de la casa. Tus familiares, amigos y compañeros de trabajo lo entenderán sin problema.

Lleva ropa cómoda: no hay nada malo en querer sentirte guapa en las fiestas, pero no hay necesidad de torturarte con vestidos apretados o tacones altos que, además de machacarte los pies, multiplican el riesgo de caídas. Asegúrate también de ir bien abrigada.

Descansa adecuadamente: aunque se trata de una época repleta de compromisos, no olvides que el descanso es fundamental para la correcta evolución del embarazo. Aligera tu agenda y asegúrate de dormir como mínimo ocho horas al día y no agotarte.

¿Qué aconsejas para evitar los excesos de la Navidad?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación