Al VolanteDe ViajeDebes saberEn CasaEnfermedadesGuíasSaludSeguridad

¿Cómo hacer el boca a boca a un bebé?

Febrero 26, 2014 0 comentarios

Artículo boca a boca bebé

Pulsa en la imagen para ver el vídeo

Ojalá nunca tengas que hacerlo, pero es importante que sepas cómo realizar la maniobra de reanimación cardiopulmonar (RCP, también conocida como boca a boca) a un bebé. Te lo contamos de manera muy sencilla en solo dos minutos y con ayuda de un vídeo. ¡Vale la pena saberlo!

Existen muchas razones por las que un bebé puede dejar de respirar: atragantamiento, ahogamiento, bloqueo de las vías respiratorias por una enfermedad, alergia o intolerancia alimentaria, síndrome de muerte súbita, etc. Saber cómo actuar en estos casos puede salvarle la vida, de modo que te aconsejamos seguir estos pasos.

ANTES DE INICIAR LA REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR EN BEBÉS

1. Comprueba si el bebé está consciente. Por ejemplo, llámale por su nombre, sacúdele con suavidad o dale pequeños pellizcos para verificar que no esté dormido o aletargado.

2. Comprueba si respira. Acerca tu oído a su boca y nariz para escuchar su respiración. Fíjate también en si el tórax se mueve hacia arriba y hacia abajo regularmente.

3. Si está inconsciente y no respira, ábrele la boca para comprobar que nada le obstruya la respiración (algo que ha tragado, vómito, etc.) Si hay algún obstáculo, sigue los consejos para actuar ante atragantamientos que explicamos en este otro artículo.

CÓMO HACER LA REANIMACIÓN CARDIOPULMONAR A UN BEBÉ

En caso de que nada obstruya las vías respiratorias, inicia la maniobra de Reanimación CardioPulmonar (RCP) siguiendo los pasos que muestra el vídeo. Pero primero asegúrate de realizar las comprobaciones del apartado anterior, porque si le haces la maniobra RCP a un bebé que no está en paro cardíaco puedes lesionarle.

1. En primer lugar, coloca una mano en la frente del bebé y con los dedos de la otra mano tira de la barbilla. Esta maniobra se denomina hiperextensión y sirve para abrir las vías aéreas y evitar que la lengua impida que el aire insuflado llegue a los pulmones.

2. Coloca tu boca sobre la boca del bebé, o sobre la boca y la nariz si el bebé es tan pequeño que puedes taparlas a la vez. Realiza cinco insuflaciones iniciales (coge bastante aire y expúlsalo en su boca/nariz) y comprueba si responde o tiene pulso.

3. En caso de que no responda ni tenga pulso, inicia el masaje cardíaco. Coloca dos dedos en la parte inferior del esternón (el hueso plano del centro del pecho) y aprieta con firmeza hacia abajo hasta que el tórax del bebé se hunda; deja que vuelva a su posición original antes de apretar de nuevo. Hazlo 30 veces seguidas.

4. Si el bebé no responde, vuelve a insuflarle aire. Sigue alternando las dos maniobras en este orden: primero haz 30 masajes cardíacos, luego 2 insuflaciones de aire (30×2). Sigue con la RCP hasta que llegue ayuda o el bebé vuelva a respirar por sí solo.

También puedes leer este otro artículo para saber cómo actuar en caso de emergencia. Además, es recomendable que dispongas de un botiquín adecuadamente equipado para atender a tu bebé. ¡Por si acaso!

¿Qué otras dudas tienes sobre primeros auxilios en bebés? ¡Pregúntanos!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación