A comerConsejosConsejosEmbarazoSalud

¿Por qué es tan importante el ácido fólico para las embarazadas?

Febrero 19, 2014 0 comentarios

¿Por qué es tan importante el ácido fólico para las embarazadas?Si estás embarazada, seguro que el médico ya te ha hablado de la importancia de tomar ácido fólico. ¿Pero qué es el ácido fólico? ¿Por qué resulta tan esencial para el embarazo? ¿Cuándo debes empezar a tomarlo? ¿En qué alimentos está presente? Vamos a conocerlo un poco mejor.

El ácido fólico, también conocido como vitamina B9 o folato, es un compuesto que ayuda al crecimiento de las células y la producción de ADN. Por lo tanto, resulta muy beneficioso cuando tu cuerpo se encuentra inmerso en la tarea de crear una nueva vida. Concretamente, tomar ácido fólico antes de quedarte embarazada y durante la gestación disminuye hasta un 50% el riesgo de enfermedades congénitas como por ejemplo:

  • La espina bífida, que es una deformación de la médula espinal y la columna del bebé.
  • La anencefalia, que consiste en un desarrollo insuficiente del cerebro del bebé.
  • La hidrocefalia, que es un aumento excesivo del líquido que rodea el cerebro.
  • Otros trastornos como el labio leporino, el paladar hendido y problemas de riñón.

Además, la deficiencia de ácido fólico provoca un mayor riesgo de sufrir un aborto, parto prematuro, bajo peso del bebé al nacer y otros retardos en el crecimiento. Para evitarlo, se recomienda que si quieres quedarte embarazada empieces a tomar ácido fólico en los meses previos a ir a buscar el bebé. Últimamente se ha descubierto que los riesgos disminuyen si el padre también toma ácido fólico antes de la concepción.

Existen muchos alimentos ricos en ácido fólico, por ejemplo está presente en verduras como las espinacas, la coliflor y los espárragos; legumbres como las lentejas o las judías; frutas como la naranja o la fresa; cereales, arroz y maíz; y algunas carnes magras, hígado y riñones. Como puedes ver, muchos de estos productos forman parte habitualmente de la dieta mediterránea, por lo que una alimentación equilibrada es la mejor forma de ingerir el ácido fólico que necesita tu cuerpo para el correcto desarrollo del bebé.

Las señales que alertan de que no estás ingiriendo la cantidad adecuada de ácido fólico son palidez, sequedad y agrietamiento de la piel, cansancio general y somnolencia. En esos casos, el médico puede prescribirte un suplemento vitamínico de ácido fólico, generalmente en pastillas, aunque a menudo también te harán tomar el suplemento de forma preventiva durante el embarazo a pesar de que no tengas ninguno de estos síntomas.

¿Tomaste ácido fólico durante el embarazo? ¿Cuándo empezaste?

Imagen: Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación