ConsejosEmbarazo

¿Qué tienen de cierto las supersticiones sobre el embarazo?

Septiembre 19, 2014 0 comentarios

¿Qué tienen de cierto las supersticiones sobre el embarazo?

Son muchas las supersticiones que rodean al embarazo. Hemos hecho una pequeña selección de las más populares y te explicamos su origen y qué hay de cierto detrás de algunas de ellas. Sin embargo, seguro que conoces muchas más. ¿Nos las cuentas?

“Si tienes ardores, tu bebé nacerá con mucho pelo”; “Si con el embarazo estás más guapa, tendrás un niño”; “Si haces pis muy a menudo, será una niña”. Son supersticiones sobre el embarazo muy extendidas, pero que no tienen ninguna base científica; en cambio otras esconden a veces algo de verdad. Vamos a ver de cuáles se trata.

No hay que anunciar el embarazo hasta que pasen tres meses.

En este caso se confunden superstición y ciencia. Como comentamos en otro artículo, uno de cada tres embarazos se interrumpe en las primeras semanas de gestación, por lo que a menudo se espera a que pase el primer trimestre para anunciarlo, por si acaso.

Trae mala suerte comprar cosas para el bebé antes de que nazca.

Muy relacionada con la anterior, esta creencia pretende atenuar la decepción en caso de que el embarazo no salga adelante. Lo que sí es cierto es que muchas embarazadas sienten un fuerte impulso natural de preparar la llegada del bebé (“síndrome del nido“).

Si no satisfaces un antojo, le saldrá una mancha en la piel a tu bebé.

No tiene nada que ver. Los antojos están provocados por los cambios hormonales que afectan a tus sentidos del gusto y el olfato durante el embarazo. Por su parte, las manchas en la piel las crean la melanina o pequeños defectos de los vasos sanguíneos.

Trae buena suerte frotar un billete de lotería por la barriga de una embarazada.

¡Ojalá fuera verdad! Se trata de un mito que forma parte de las muchas supersticiones asociadas con el juego. En algunos países la creencia es justo al contrario: se piensa que las embarazadas dan mala suerte en el azar y están mal vistas en los casinos.

Las embarazadas no pueden ser madrinas en los bautizos ni deben coger bebés.

Son dos creencias que están relacionadas y muy arraigadas. Incluso corre el rumor de que la iglesia católica no permite que una embarazada sea madrina (falso). Lo único que es verdad es que, si te queda poco para dar a luz, no debes agacharte ni coger peso.

Si concibes con luna llena será niña y con luna creciente o menguante será niño.

Las estadísticas sugieren que existe una cierta relación entre la luna y el ciclo menstrual, y también que hay más partos con la luna llena. Sin embargo, no se ha probado una relación directa ni hay pruebas de que la luna influya en el sexo del bebé.

Si cruzas las piernas al sentarte, el cordón umbilical se enrolla en el cuello del bebé.

Una variante de esta superstición dice que el cordón también se puede enrollar… ¡si haces mahonesa! Lo cierto es que el cordón umbilical se puede enredar en el cuello del feto en cualquier fase del embarazo, pero generalmente no provoca complicaciones.

¿Qué otras supersticiones conoces relacionadas con las embarazadas?

Imagen cortesía de Keerati en FreeDigitalPhotos.net.

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación