De 0 a 6 mesesDebes saberEducaciónTécnicas

Descubre las ventajas de la matronatación para tu bebé

octubre 20, 2014 0 comentarios

Descubre las ventajas de la matronatación para tu bebé y para ti

Hace unos años, no se recomendaba llevar a los bebés a la piscina. Pero este criterio ha cambiado progresivamente y cada vez se vuelve más popular la matronatación o natación para bebés. ¿Sabes en qué consiste y qué beneficios aporta? Te lo contamos.

En primer lugar, debes saber que la matronatación o natación para bebés no consiste en enseñar a los bebés a nadar, sino a disfrutar del agua. Las clases para aprender a nadar vendrán más tarde, cuando tu hijo/a ya haya desarrollado completamente sus capacidades motoras. En este sentido, puedes empezar con la natación para bebés desde los seis meses. Tampoco conviene esperar mucho, porque los bebés mayores de un año pierden algunos reflejos que provocan que les cueste más disfrutar del agua.

Básicamente, la matronatación consta de ejercicios para enseñar a tu bebé a flotar y moverse por el agua, siempre con la ayuda de sus padres. Estos ejercicios son muy sencillos y consisten en chapotear, flotar de espaldas, desplazarse por el agua sin alejarse de papá o mamá, juegos (como perseguir un juguete por la piscina), etc.

Esta actividad aporta numerosas ventajas a tu peque:

-Favorece el desarrollo psicomotor, lo cual le ayudará a aprender a gatear y andar.

-Refuerza los lazos afectivos con el padre y la madre, al compartir tiempo de juego.

-Facilita la socialización con otros niños y adultos para su adaptación a la guardería.

-Prepara al bebé para reaccionar instintivamente ante una caída accidental al agua (en las clases de natación para bebés, aprende a girarse en el agua y flotar boca arriba).

-Relaja al bebé, fortalece su sistema inmunológico, el sistema cardiovascular, etc.

Pero sobre todo… ¡es una actividad súper divertida para todos!

Consejos para disfrutar de la matronatación

Antes de iniciar estos ejercicios, en las primeras sesiones es recomendable realizar una aproximación gradual al agua para que tu bebé pierda el miedo: primero le das una ducha, le mojas los pies y las manos, le sumerges hasta la cintura, luego hasta el cuello y finalmente la cabeza. Antes de la piscina, puedes practicar un poco en la bañera y ten en cuenta también estos importantes consejos de seguridad en la piscina con bebés. ¡Tampoco olvides equipar a tu bebé con un pañal bañador adecuado para la piscina!

Por otro lado, es importante hacer matronatación en un sitio adecuado. Lo mejor es buscar cursos de matronatación en tu zona que garantizan que tendrás el espacio y la tranquilidad adecuados para disfrutar con tu bebé. Además, es conveniente que el agua no esté muy fría ni tenga demasiado cloro para no irritar su piel. Normalmente, en las piscinas especializadas donde se imparte matronatación ya se tienen en cuenta estas precauciones y se reserva un horario y una zona concreta para los peques y sus papis.

Descarga esta ficha con los consejos de Dodot para disfrutar de la matronatación.

Imagen cortesía de Dodot.

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación