ConsejosEmbarazoParto

¿Qué son los pródromos del parto y cuándo empiezan?

noviembre 7, 2014 0 comentarios

¿Qué son los pródromos del parto y cuándo empiezan?

Una de las cosas que pueden alarmarte cuando queda poco tiempo para que nazca tu bebé son los llamados «pródromos». Se trata de síntomas que indican que se acerca el momento del parto, pero no hace falta correr. ¡Aún queda un poco para el gran día!

Los «pródromos» tienen su origen en una palabra griega que significa «preliminar» y médicamente describen a los síntomas que preceden al desarrollo de cualquier enfermedad. Por supuesto, el embarazo no es ninguna enfermedad, pero se ha tomado prestado este término para describir los signos que anuncian que se aproxima el parto.

Esto no quiere decir que el parto vaya a ser inminente: los pródromos (también conocidos como fase de preparto) pueden empezar hasta varias semanas antes del momento del alumbramiento; pero también puede suceder que no los notes hasta pocos días u horas antes de que se inicie el parto. Las manifestaciones de los pródromos pueden variar en cada caso, pero generalmente incluyen los siguientes síntomas:

Contracciones poco intensas e irregulares. Tienen la función de preparar el cuello del útero para la dilatación. A diferencia de las contracciones del parto, suelen desaparecer al cambiar de postura o con el descanso. Tampoco debes confundirlas con las contracciones de Braxton Hicks que pueden surgir a partir de la mitad del embarazo

Expulsión del tapón mucoso. Se trata de un flujo espeso que puede ser blanquecino, amarillo o marrón. Su función consiste en proteger el útero y a tu bebé de posibles infecciones. Poco antes del nacimiento se desprende de forma natural, porque ya ha cumplido su cometido. En muchos casos, ni te enterarás de que lo has expulsado.

Descenso de la posición del bebé en el abdomen. Eso indica que el feto se está colocando para el nacimiento. El desplazamiento puede causar dolor en las caderas y las ingles, que se van distendiendo para preparar el parto. En ocasiones también puede producirse sensación de fiebre, malestar general y diarrea, aunque no es lo habitual.

Mayor sensibilidad emocional. Suele coincidir con la aparición de los pródromos y se piensa que se produce debido al incremento del flujo hormonal. ¡Aunque también es lógico que te sientas un poco decaída debido al cansancio y la interminable espera!

Si se trata de tu primer parto, es normal que te alarmes con los pródromos. Si las molestias se intensifican o no desaparecen en unas horas, o al cambiar de postura o descansar, consulta con tu médico o acude al hospital para quedarte más tranquila.

¿Tuviste los famosos «pródromos»? ¿Te alarmaste? ¡Cuéntanos cómo fue!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación