ConsejosEmbarazo

Consejos para afrontar un embarazo múltiple: ¿y si vienen dos o más bebés?

diciembre 5, 2014 1 comentario

Consejos para afrontar un embarazo múltiple: ¿y si vienen dos o más bebés?

La reproducción asistida y el retraso en la edad para ser madre se han sumado a la predisposición genética para aumentar los nacimientos de gemelos, trillizos o más bebés. Los embarazos múltiples despiertan inquietudes que vamos a intentar resolver.

La posibilidad de tener un embarazo múltiple se incrementa si en tu entorno familiar ha habido anteriormente nacimientos de gemelos, trillizos, etc. y especialmente si alguno de los progenitores ha sido fruto de uno de ellos. Aparte de la genética, también es mayor si has optado por las técnicas de fecundación asistida, porque se suelen implantar varios embriones para aumentar las posibilidades de éxito en cada uno de los intentos. Otro factor que también influye es que cada vez retrasamos más tiempo la maternidad.

¿Cómo saber si esperas a más de un bebé? Aunque los mareos y náuseas intensos desde muy al principio (provocados por el alto nivel de hormona del embarazo) pueden ser una pista, no podrás estar del todo segura hasta que una ecografía te lo confirme.

Eso sí, si te comunican que vas a tener varios bebés de una sola vez, deberás acostumbrarte a ir al médico a menudo para someterte a controles, ecografías o cardiotocogramas, ya que este tipo de gestación se considera un embarazo de riesgo.

Aunque en líneas generales las complicaciones que pueden surgir en las gestaciones múltiples no difieren mucho de las de un embarazo único, se producen con una mayor frecuencia. Las más comunes son hipertensión arterial, anemia y parto prematuro.

Cómo afrontar un embarazo múltiple

Debido al mayor riesgo de complicaciones, debes ser más cuidadosa con el descanso, por lo que es aconsejable que empieces a disfrutar de la baja maternal unas cuantas semanas antes del parto. Te resultará muy beneficioso dormir alguna siesta a lo largo del día y procurar recostarte sobre el lado izquierdo, que tiene menos vasos sanguíneos. Aunque, al final del embarazo, ¡es difícil encontrar una postura cómoda!

Si bien el embarazo múltiple somete a tu organismo a un mayor desgaste energético, es normal que las embarazadas de gemelos o trillizos aumenten más de peso que las demás, entre 12 y 17 kilos; aunque los bebés suelen pesar al nacer en torno a los dos kilos y medio. Por ello deberás cuidar más tu alimentación para que resulte muy equilibrada y variada. Es posible que te receten un suplemento multivitamínico y, si te detectan anemia (algo bastante habitual) también te darán un suplemento de hierro.

En cuanto a la actividad cotidiana, lo más aconsejable es bajar un poco el ritmo. Pero a menos que el médico te prescriba reposo absoluto, es beneficioso dar paseos y en los primeros meses puedes practicar deportes adecuados para embarazadas, como la natación. Hacer un poco de ejercicio moderado previene la retención de líquidos, alivia los dolores de espalda y además te transmite una mayor sensación de bienestar.

¿Has tenido gemelos, trillizos o incluso más bebés? ¿Qué consejo darías?

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

Cómo prevenir los riesgos habituales de los embarazos múltiples - Bebitus Blog febrero 9, 2018 at 12:17 pm

[…] comentamos en un artículo anterior, las gestaciones múltiples se consideran automáticamente como embarazos de riesgo. Por […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación