HigieneSalud

¡Guerra a los piojos! Cómo evitar que tu peque los coja

septiembre 8, 2015 1 comentario

¡Guerra a los piojos! Cómo evitar que tu peque los cojaCon el inicio del colegio, vuelve un viejo enemigo de las mamás y papás: los piojos. Uno de cada cinco niños tendrá piojos a lo largo de este curso y eso incluye también a los bebés, que no son inmunes. ¿Te contamos algunos trucos para evitar que se contagie?

Los piojos son unos diminutos parásitos (miden entre 1 y 4 milímetros) que sobreviven gracias a la sangre humana: muerden la piel para extraer sangre, inyectan una saliva irritante y eso hace que “pique” la cabeza. Aunque hay mucha leyenda urbana al respecto, los piojos no “nacen” de la suciedad, no vuelan ni tampoco saltan: están presentes en la naturaleza y pasan de un portador a otro por el contacto del pelo.

Por lo tanto, cualquiera puede tener piojos si su pelo ha estado en contacto con el de alguien que los tiene. Por eso los piojos son comunes entre niños de entre 3 y 10 años, porque mientras juegan suelen tener mucho más contacto físico que los niños mayores o los adultos. ¡No es porque a los piojos les guste especialmente el pelo de los niños!

Otro mito habitual es que se producen más contagios de piojos durante el curso escolar. Pero de hecho, cuando los piojos proliferan más es en verano, porque necesitan calor para sobrevivir y reproducirse. Además, en verano los niños juegan más con otros niños, van de campamentos, a la piscina, etc. y eso facilita el contagio de los piojos.

Aunque hoy en día existen muchos tratamientos antipiojos de gran eficacia, lo mejor es prevenir el contagio para reducir la molestia que supone tener que eliminarlos. Lo puedes conseguir siguiendo unos sencillos consejos para evitar el contagio de piojos.

El pelo, mejor corto o recogido. A los piojos les gusta el pelo largo porque tienen más sitio en el que esconderse y les facilita pasar de una cabeza a otra. Por eso las niñas tienen más riesgo de tener piojos. Para evitarlo, mejor llevar el pelo corto o recogido. 

Usa un repelente de piojos. Si en la escuela o el entorno de tu peque hay casos de piojos, puedes utilizar un repelente de piojos. Se trata de sprays que se aplican en el pelo y lo hacen menos “apetecible” para los piojos que buscan un nuevo hogar.

Enséñale a no compartir productos de aseo. Es difícil impedir que los niños se acerquen demasiado cuando juegan. Pero puedes enseñarle que no comparta su peine, cepillo, toalla, gorro y otros artículos personales con los demás niños para evitar contagios.

Lava la ropa con agua caliente. Los piojos pueden sobrevivir algunas horas fuera de la cabeza, por ejemplo en la ropa de cama o de abrigo. De manera que otra buena forma de prevenir el contagio de piojos es lavar la ropa con agua caliente (mínimo 60 ºC). 

Revisa la cabeza de tu peque. Aún con todas las precauciones, es posible que algún piojo se acabe instalando en el cabello de tu hijo o hija. Fíjate bien cuando le laves el pelo o le peines, porque es mejor cogerlo a tiempo que cuando ya hay muchos piojos.

Haz bien los tratamientos contra piojos. Si tu peque coge piojos y tienes que aplicar un tratamiento antipiojos, lee bien las instrucciones: generalmente hay que repetirlo en unos días. De lo contrario, puede quedar algún huevo (liendre) y vuelven a aparecer.

Finalmente, antes de empezar un tratamiento antipiojos asegúrate de que tu peque realmente los tiene (a veces confundimos las liendres con caspa o costra láctea); tampoco debes abusar de los repelentes para piojos. La razón es que los piojos se vuelven resistentes a estos productos y luego son mucho más difíciles de eliminar.

Di adiós a los piojos: tienes todo lo que necesitas para prevenirlos y eliminarlos aquí. 

También puedes leer:

Cómo eliminar los piojos en niños y bebés

El primer corte de pelo del bebé, sin prisas

¿Por qué se le cae el cabello a tu bebé? Lo que no sabías

Publicaciones que podrían interesarte...

1 comentario

Los imprescindibles para la vuelta a la guardería | Bebitus.com — Blog con consejos e ideas para cuidar tu bebé agosto 19, 2016 at 4:00 pm

[…] son un clásico de la vuelta a la guardería o escuela. Aunque en realidad la mayoría de los contagios se producen durante el verano, uno de cada cinco niños tendrá piojos este curso. Para evitarlo, […]

Reply

Deja un comentario en esta publicación