ConsejosEmbarazoPsicologíaSalud

¿Pueden los hombres sentirse “embarazados”? El síndrome de Couvade

Noviembre 19, 2015 0 comentarios

¿Pueden los hombres sentirse “embarazados”? El síndrome de CouvadeUno de cada diez futuros papás experimenta síntomas propios del embarazo como náuseas, insomnio, antojo, rechazo a algunos olores, etc. Se trata del llamado síndrome de Couvade y no es solo un fenómeno psicológico como se creía. ¡Mira cómo funciona!

De momento, y hasta que la ciencia diga lo contrario, solamente las mujeres pueden quedarse embarazadas. Los casos de “hombres embarazados” que causaron sensación hace unos años tenían “trampa”, ya que eran personas que nacieron con órganos reproductores femeninos y luego se sometieron a un tratamiento de cambio de sexo. Sin embargo, algunos hombres sí que pueden sentir síntomas propios de un embarazo.

Es lo que se denomina síndrome de Couvade, cuyo nombre procede de la palabra francesa “’couver”, que significa incubar o criar (aunque también es conocido como embarazo empático o embarazo por simpatía). Afecta aproximadamente a uno de cada diez futuros padres, que experimentan una serie de síntomas similares a los de una mujer embarazada: náuseas, calambres, dolor abdominal, pesadez en las piernas, insomnio, cambios de humor e incluso antojos y rechazo a olores o sabores que antes no les molestaban. Al igual que en una gestación, los síntomas son más acusados en el primer trimestre, luego las molestias disminuyen y vuelven al final del “embarazo”.

Hasta hace poco se pensaba que el síndrome de Couvade era un fenómeno totalmente psicológico, basado en un mecanismo similar por ejemplo a los hipocondríacos que sienten los síntomas de las enfermedades sobre las que oyen hablar. Eso explicaría por qué los padres primerizos o los que se implican más en el embarazo tienen más posibilidades de tener un embarazo empático. Sin embargo, parece que hay algo más…

Las hormonas también se les revolucionan

Una investigación realizada en Canadá por la psicóloga Anne Storey descubrió que algunos hombres también sufren cambios hormonales cuando van a ser padres. En concreto, presentan mayores niveles de hormonas como la prolactina y el cortisol, que causan los síntomas típicos del embarazo. El cortisol, por ejemplo, produce la ansiedad, insomnio, pérdida de concentración, etc. que sufren muchas embarazadas; por su parte, la prolactina estimula el desarrollo de los pechos y la secreción de la leche materna (¡sí, los hombres también tienen glándulas mamarias e incluso pueden producir leche!).

En definitiva, el síndrome de Couvade no es una “rareza” que deba preocupar o avergonzar a los papás que lo experimenten, sino algo más frecuente de lo que parece y que ofrece una gran oportunidad de compartir la hermosa experiencia del embarazo.

¿Cómo vivió el embarazo tu pareja? ¡Cuéntanos!

También puedes leer: 

Cómo ser un buen papá desde el primer día

“Lo mejor de ser padre, es en sí mismo ser padre”

Beneficios y formas de fomentar el apego con tu bebé

Imagen cortesía de nenetus/Freedigitalphotos.net

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación