ConsejosEmbarazo

¡Sorpresa! ¿Y si se equivocan al decirte si es niño o niña?

junio 3, 2016 0 comentarios

¡Sorpresa! ¿Y si se equivocaron al decirte si es niño o niña?Parece una broma, pero es un caso real: esta es la cara que puso una mamá de Australia al descubrir que la niña que acababa de dar a luz era en realidad… ¡un niño! Los médicos no se dieron cuenta del error a lo largo del embarazo. ¿Cómo es posible?

Como ya te habrán contado, el sexo de un bebé se define en el momento de la concepción. Depende de si el espermatozoide que fecunda el óvulo lleva el cromosoma X (femenino) o Y (masculino). Sin embargo, al principio del embarazo el feto se desarrolla exactamente igual tanto si es niño como niña. No es hasta unas semanas después cuando los genitales se empiezan a desarrollar de forma diferente en función del sexo.

Por esa razón, no se puede saber el sexo de un bebé desde el inicio del embarazo. Hay que esperar a más adelante para conocerlo mediante una de las siguientes técnicas.

La ecografía acierta… casi siempre

En España la primera ecografía se realiza generalmente a las doce semanas de gestación. Además de comprobar que el feto se desarrolla correctamente, normalmente también te comunican si es niño o niña. Para hacerlo, el médico se basa en las imágenes de la ecografía, por lo que existe un margen de error si en ese momento el peque está en una posición que no permite observar bien sus genitales.

ecografia saber sexo bebé

La ecografía permite saber si es niño o niña con un 95 % de fiabilidad.

Por esa razón, en ocasiones no pueden decírtelo con seguridad o, peor aún, pueden equivocarse y decirte un sexo que no corresponde. Esto se suele descubrir en la segunda ecografía, a las 20 semanas, donde normalmente está más claro. De todas formas, las ecografías suelen acertar el sexo del bebé en el 95 % de las ocasiones.

La amniocentesis, si no hay más remedio

La amniocentesis es una prueba prenatal invasiva que se realiza para determinar alteraciones genéticas o malformaciones en el feto, como por ejemplo el Síndrome de Down, espina bífida, fibrosis quística, etc. Sin embargo, se trata de una prueba que tiene ciertos riesgos porque hay que pinchar el saco amniótico con una aguja. Por lo tanto, la amniocentesis nunca se realiza solo para saber el sexo del bebé, sino por otras razones médicas. En cualquier caso, gracias a la información que aporta el análisis de la muestra obtenida del líquido amniótico se puede saber con certeza el sexo del bebé.

El análisis de sangre no falla, pero se paga

En tercer lugar, en los últimos años se han desarrollado varias pruebas basadas en análisis de sangre para saber si es niño o niña. Para saberlo, analizan el ADN del embrión que está presente en la sangre de la madre durante el embarazo. La prueba tiene un 99 % de fiabilidad y, a diferencia de la amniocentesis, no implica riesgos. Sin embargo, este test no está incluido en la Seguridad Social y cuesta unos 100 euros.

Y siempre quedan los métodos de toda la vida…

Antes de que existieran las ecografías y estas pruebas, los padres no conocían el sexo del bebé hasta el momento del nacimiento. ¿Te imaginas? De hecho, algunas parejas todavía prefieren no saber si es niño o niña hasta dar a aluz. Pero si no puedes esperar, además de la ciencia también existen algunos trucos caseros para saber si tu bebé será nene o nena, o incluso elegir el sexo. ¡Eso sí, solo aciertan la mitad de las veces! 🙂

¿Conoces algún caso en el que se equivocaron al decir si era niño o niña? 

Imagen de portada cortesía de fantasista/Freedigitalphotos.net

También puedes leer 

Cuarto mes de embarazo: ¡es niño!

¿Cuándo se sabe el sexo del bebé?

¿Cómo elegir el sexo del bebé?

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación