En CasaEntrevistamos aEntrevistasNuestras marcasSeguridad

“BabyKeeper reduce en un 48% el riesgo de golpe de calor del bebé”

Julio 13, 2016 0 comentarios

¿El colchón de tu bebé está a la temperatura adecuada? Entrevistamos a Vicente Barberá, gerente de la marca BabyKeeper, que nos cuenta la importancia de cuidar el entorno durante el sueño del peque. 

Bebitus: Acostar al peque parece fácil. Lo consigues dormir, lo acurrucas y listo. Pero, ¿no es todo verdad? ¿Por qué no hay que descuidar el sueño del bebé durante el primer año de vida?

Vicente Barberá: El niño cuando cumple dos años se ha pasado 13 meses durmiendo. La naturaleza dedica mucho tiempo al sueño y esto es porque es fundamental para el desarrollo de los bebés. De hecho, marcará aspectos como el sistema inmunológico, la conducta, la capacidad de aprendizaje y el crecimiento. Los primeros meses de vida de un recién nacido marcan su desarrollo, por eso, la calidad de su descanso en esta etapa es muy importante.

B.: ¿Qué factores pueden incidir en la repentina “muerte súbita” del lactante?

V. B: La muerte súbita del lactante es un síndrome, es decir, hoy día no se ha encontrado todavía una explicación que aclare por qué ocurre aunque sí que se ha conseguido avanzar mucho en su prevención.

Hay dos clases de factores de riesgo: los endógenos (genética, hábitos
de la madre durante el embarazo como fumar) y los exógenos que son los que tienen que ver con el entorno del bebé (la temperatura, la toxicidad del aire, la postura mientras duerme el bebé, la suavidad del colchón, la reihalación de CO2 o la obstrucción de las vías respiratorias)

B.: Y, por el contrario, ¿qué factores ayudan a evitar este suceso?

V. B.: En primer lugar, la postura más segura es que el bebé duerma boca arriba. Por otro lado, el grado de firmeza del colchón de cuna es determinante, debemos usar colchones de firmeza media-alta ya que una firmeza excesivamente blanda es una firmeza de riesgo. Los padres deben buscar colchones y las cunas que disipen correctamente el calor y el anhídrido carbónico. Otro factor que ayuda a evitar este suceso es la ventilación del ambiente. Es importante no cubrir nunca la cabeza ni permitir que el bebé se la cubra de forma accidental. Por último, una medida de prevención es el uso del chupete al menos hasta los 8 meses.

B.: ¿Cuáles son los puntos clave a destacar en la compra de un colchón?

V. B.: A la hora de elegir un colchón de cuna, es conveniente que nos aseguren que el colchón sobre el que descansará nuestro bebé cumple con todos los certificados de calidad como el marcado CE o el certificado Oeko-Tex Clase I.

A pesar de las numerosas advertencias de pediatras y matronas sobre la importancia de la superficie sobre la que descansa nuestro bebé, todavía existe, en ocasiones, la creencia errónea de que como el bebé “pesa poco” la superficie sobre la que descansa no tiene excesiva importancia.

Un colchón de cuna debe tener la firmeza justa, ser transpirable y favorecer la evacuación de calor. Una temperatura adecuada es clave en el descanso infantil. Se ha demostrado que hay colchones que pueden llegar a aumentar entre 2 y 4 grados la temperatura superficial del bebé con el riesgo que ello conlleva. Además, los materiales deben ser biocompatibles con las pieles más sensibles, para evitar el riesgo de alergias y problemas en la piel.

Un mal producto puede impedir que nuestro bebé descanse bien y ya hemos visto las consecuencias negativas que puede aportar al ser humano en su primera etapa de vida el no tener un descanso de calidad.

B.: ¿Qué hace el colchón de BabyKeeper para evitar este riesgo? ¿Qué es capaz de detectar a diferencia de un colchón normal?

V. B.: Tras años de investigación hemos conseguido desarrollar el primer colchón de cuna que reduce los riesgos asociados a este suceso.

En primer lugar, reduce la reinhalación de CO2 en un 72%, uno de los principales riesgos. La estructura abierta del colchón BabyKeeper permite que el CO2 caiga a través del colchón y se disipe por debajo y por los laterales con toda facilidad. Para entendernos, no solo no acumula CO2, sino que lo disipa. La concentración de CO2 exhalado no será nunca superior al 3,5%, mejorando la recomendación de la OMS que lo sitúa en el 5%. Además, favorece la transpiración y evacuación del calor, sabemos que una temperatura adecuada es clave en el descanso de los bebés. BabyKeeper reduce notablemente el riesgo de golpe de calor en un 48%. Como hemos comentado anteriormente, la firmeza del colchón de cuna es fundamental, por ello, el colchón de cuna BabyKeeper cuenta con una firmeza adecuada que propicia un correcto desarrollo de la columna del bebé y consigue reducir el riesgo de obstrucción de las vías respiratorias en un 60%. Además, en caso de regurgitación no se produce un estancamiento en el colchón gracias a la porosidad del núcleo ERMA de membrana abierta, protegiendo también al bebé de obstrucción de las vías respiratorias. Cabe destacar que el colchón es totalmente higienizable, tanto el núcleo como la funda son lavables. Además, no necesita sábanas, ya que estas son un elemento para proteger al colchón y nosotros trabajamos para proteger al bebé mientras duerme.

Por todo ello, BabyKeeper es el único colchón de cuna con marcado CE, probado en laboratorios y supervisado por la Agencia Española del Medicamento, bajo estrictos controles de calidad, calificado como producto sanitario por los múltiples beneficios que presenta para el bebé.

B.: ¿Hasta qué edad están recomendados estos colchones?

V. B.: Recomendamos utilizar el colchón de cuna hasta los 2-3 años, aunque esto dependerá del crecimiento del bebé. Cada niño es un mundo.

B.: ¿Cuál es la experiencia de las mamás una vez usan el colchón de BabyKeeper?

V. B.: La exigencia de los padres en todo lo relativo al descanso infantil es cada vez mayor. Nos transmiten, sobre todo, tranquilidad. Saben que sus hijos pasan la mayor parte del día en un colchón de cuna que les aporta, principalmente, garantías. BabyKeeper cuenta con el aval de pediatras y matronas así como profesionales e instituciones especialistas en sueño de reconocido prestigio como ESCI. El hecho de que no necesite sábanas y que se pueda lavar también es valorado positivamente por muchos de los padres que ya tienen un BabyKeeper en su hogar.

BK-5B.: Gracias por concedernos esta entrevista

V. B.: A vosotros por ayudar a concienciar a las familias en la importancia de algo que parece muy simple, como es la compra de un colchón, pero que en realidad no lo es.

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación