De ViajeHigieneSaludSeguridad

Diez dudas frecuentes sobre los protectores solares para bebés

Julio 28, 2016 0 comentarios

Diez dudas frecuentes sobre los protectores solares para bebésEl primer día de tu bebé en la playa o la piscina siempre es algo inolvidable. Pero no olvides que debes proteger su delicada piel con un protector solar adecuado. ¿Sabes cómo hacerlo correctamente? Vamos a repasar las dudas y los errores más habituales.

¿A partir de qué edad puedo poner protector solar a mi bebé?

La Asociación Española de Pediatría recomienda no exponer a los bebés al sol hasta los seis meses de edad, porque la piel de los recién nacidos es muy sensible a las radiaciones UVA y los efectos de la deshidratación. Como alternativas, es mejor que le pongas a la sombra y uses una sombrilla o ropa fresquita que le proteja del sol. En general, los menores de tres años tampoco deben exponerse directamente al sol.

Entonces, ¿por qué existen cremas de protección solar a partir de 0 meses?

Existen dos tipos de cremas fotoprotectoras: de filtro físico, que crean una capa protectora y no son absorbidas por la piel; y de filtro químico, que sí son absorbidas por la piel. En los menores de seis meses, se recomienda usar cremas de filtro físico, ya que las de filtro químico pueden provocar reacciones en la piel. Las cremas de filtro físico suelen dejar una capa blanca, pero consulta las instrucciones para asegurarte.

¿Qué factor de protección solar es adecuado para un bebé?

Es recomendable utilizar un factor de protección como mínimo de 30, mejor que sea superior si la piel de tu bebé es muy blanca. Además, debes fijarte en la etiqueta para comprobar que la crema proteja contra los rayos ultravioleta B (UVB, que son los que provocan las quemaduras superficiales) y los rayos ultravioleta A (UVA, que son los que provocan el envejecimiento cutáneo y, a largo plazo, aumentan el riesgo de cáncer de piel). Recuerda que la piel tiene memoria y los daños se acumulan desde niños.

¿Cada cuánto debo poner crema fotoprotectora a un bebé?

De nuevo según los consejos de la Asociación Española de Pediatría, la crema solar debe aplicarse media hora antes de la exposición solar y volver a aplicarse cada dos horas o cada vez que el bebé se bañe, aunque ponga que es resistente al agua. Debes aplicar la crema solar sobre la piel seca, en todas las partes del cuerpo expuestas al sol, sin olvidar zonas como la cara, cuello, calva, hombros, escote, orejas, manos y empeines. Para los labios, que también se queman, debes usar una barra de labios específica.

¿Las cremas de protección solar pueden provocar reacciones en la piel?

Los productos de fotoprotección para bebés están especialmente diseñados y testados para evitar las reacciones cutáneas. Sin embargo, siempre existe un cierto riesgo porque la piel de los niños pequeños es muy sensible. La primera vez que le vayas a poner crema solar, prueba primero a aplicarla en una pequeña zona para comprobar si reacciona. Ten en cuenta además que las reacciones en la piel en verano pueden estar provocadas por otras causas, por ejemplo los granitos de sudor, sudamina o miliaria.

¿Puedo utilizar una crema solar del año pasado?

No es recomendable. Los productos cosméticos deben indicar en la parte de atrás o la base del envase el plazo de utilización después de su apertura, que suele estar entre los seis y los doce meses. Después de ese periodo, el principal riesgo no es que provoquen reacciones cutáneas, sino que pierdan eficacia y su factor de protección baje o se anule. Por lo tanto, no es recomendable que sigas usando una crema abierta el verano pasado, especialmente si ha estado expuesta al sol o a altas temperaturas.

Diez dudas frecuentes sobre los protectores solares para bebés

¿Qué formato es mejor: crema, spray, gel, etc.? 

Actualmente hay muchas marcas de crema solar para bebés disponibles en diferentes formatos: cremas, esprays, geles, pulverizadores, barritas o roll-on, etc. En principio, todas son igual de eficaces si se utilizan correctamente. Sin embargo, ten en cuenta que cuanto más graso sea el producto, más tiempo permanecerá adherido a la piel.

Si está nublado o no hace calor, ¿puedo prescindir de la protección solar?

No. Las radiaciones ultravioletas atraviesan las nubes e incluso las sombrillas, además de reflejarse en el agua y la arena. Así que la piel del bebé está expuesta a sus daños aunque aparentemente no haga sol o no sientas sensación de calor. Siempre que esté al aire libre, es recomendable proteger a tu bebé con un fotoprotector adecuado. Esto incluye la montaña, ya que aunque haga más fresco, la radiación solar es más fuerte.

¿Qué hora es la mejor para ir a la playa con un bebé?

En general, conviene evitar las horas de mayor irradiación solar, que van de las 11 de la mañana a las 4 de la tarde. Para ir con un bebé a la playa, es mejor las primeras horas del día o por la tarde. Tampoco conviene estar muchas horas seguidas, ya que el sol y el calor pueden provocar riesgo de deshidratación o incluso un golpe de calor en los bebés, que todavía no tienen bien desarrollado el control de la temperatura corporal.

¿Es necesario para mi bebé tomar el sol?

Los bebés necesitan exponerse al sol para recibir vitamina D, que es un componente esencial por ejemplo para el correcto desarrollo de sus huesos. Sin embargo, no es necesario tomar el sol o ponerse moreno para producir vitamina D: basta con salir a la calle. Recuerda: la piel del bebé es muy sensible, por lo tanto el riesgo de que sufra una quemadura solar es más alto que en un adulto, aunque se exponga brevemente al sol.

¿Y tú, vas a ir a la playa o la piscina con tu bebé este verano? ¿Por qué?

También puedes leer 

El primer día de tu bebé en la playa

Prevenir la sudamina, miliaria o granitos por el calor en los bebés

Lactancia en verano: ¿sabes los cambios que debes hacer?

Imagen inicial cortesía de fantasista/Freedigitalphotos.net.

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación