EducaciónTécnicas

¿Por qué tienes que aplicar el método Montessori con tu bebé?

agosto 18, 2016 0 comentarios

El método de aprendizaje Montessori se basa en dos pilares fundamentales para el desarrollo del pequeño: la necesidad de libertad y expresión dentro de unos límites y un entorno provisto de materiales para ello. Aquí te daremos razones de por qué muchos están acertando al ponerlo en marcha en casa.

Con este sistema de aprendizaje, su fundadora, la Dra. María Montessori, quiso que los niños alcanzasen su máximo potencial en todos los ámbitos de su vida: desarrollo de habilidades cognitivas, emocionales, físicas y preparación para los esfuerzos académicos futuros. Y es que, la Dra. Montessori fue aquella que designó a la etapa comprendida entre los 0 y 6 años como la “etapa absorvente”. El niño es una “esponja” y aprende sin esfuerzo alguno durante este tiempo. Es aquí donde deberemos introducir elementos a su vida cotidiana que ayuden a estimularle.

¿Cómo crear en casa un ambiente de aprendizaje Montessori?

Tú también puedes crearlo siguiendo los principios fundamentales para crearlo:

  • Orden
  • Estética
  • Interés
  • Objetivo

Durante la etapa 0-3 años, el niño tiene gran tendencia al orden. De manera que hay que adecuar su espacio para que pueda desarrollar esta capacidad: estanterías accesibles y a escala para él, cajas pequeñas, cestas, objetos ligeros. Adecuando todos estos elementos, el pequeño tenderá a organizar todos los juguetes y materiales en su lugar correcto.

A partir de los 3 años hasta los 6, hay que proporcionar al pequeño una serie de materiales que ayudan a estimularle:

  • Materiales sensoriales: ayudan al niño a conocer sus sentidos gracias a los colores, distintas temperaturas, sabores, tamaños, pesos, sonidos, distintas texturas, etc.
  • Materiales de vida práctica: son materiales reales a escala: escobas, regaderas, cocinitas, herramientas. Permiten al niño imitar las actividades de la vida real, las que realizan sus papás. Son los materiales más importantes pensados para crear una buena autoestima, pensamiento lógico, equilibrio y coordinación, resolución de problemas, cuidado del medio ambiente. En el futuro, se defenderá mejor ante estas “tareas”.
  • Materiales para actividades académicas: una vez el pequeño ya sabe manejarse en su imitación de la vida práctica o en los estímulos sensoriales, podemos introducir otros elementos como el lenguaje más preciso que el adquirido hasta los 3 años y primer contacto con los números.

Los materiales en este sistema se caracterizan por poseer un control de error, es decir, el propio material informará al niño de que lo está utilizando bien o no. En todo este proceso, es muy importante el papel del guía o educador que guiará al pequeño en el aprendizaje de los conocimientos básicos en su etapa de adquisición de los primeros conocimientos.

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación