LactanciaParto

Lactancia para todos los gustos. ¡Elige la tuya!

enero 27, 2017 0 comentarios

Aunque ya nadie discute sus ventajas e incluso ha sido reconocida como un derecho, muchas mamás siguen renunciando a la lactancia materna antes de tiempo. A menudo es porque no saben todas las posibilidades que ofrece. ¿Las conoces?

Recientemente, la Organización de Naciones Unidas proclamó que la lactancia materna es un derecho humano que debe fomentarse y protegerse. Por su parte, la Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad como mínimo, y luego mantenerla todo el tiempo que sea posible.

Lamentablemente, la realidad en España es que, si bien el 80 % de las madres dan el pecho cuando nace su bebé, al cabo de tres meses este porcentaje cae al 70 % y por debajo del 50 % a los seis meses. Antes del primer año, el 90 % de las mamás han dejado de amamantar a sus bebés, aunque podrían continuar durante mucho más tiempo. En este sentido, la vuelta al trabajo es el principal obstáculo para seguir con la lactancia.

Lógicamente, la decisión sobre cómo alimentar a su bebé depende de cada madre y, aunque la lactancia sea la opción más deseable, no siempre es posible. Sin embargo, también ocurre que en ocasiones falta información sobre las diferentes posibilidades que ofrece la lactancia materna, y que permiten mantener las tomas incluso cuando la mamá ha vuelto a trabajar o aunque no pueda estar siempre en casa para dar el pecho. Por esto, es conveniente repasar los distintos tipos de lactancia que existen.

Lactancia materna exclusiva 

Es la modalidad más conocida y consiste en alimentar a tu bebé exclusivamente con leche materna durante sus seis primeros meses de vida, tal y como recomienda la OMS. Este sistema de alimentación ofrece innumerables ventajas para la mamá y el bebé, pero para tener éxito es recomendable iniciarla en las primeras horas de vida.

Este hermoso vídeo de una matrona explica cómo realizar adecuadamente la primera toma.

Lactancia materna mixta

Esta modalidad consiste en combinar el pecho y el biberón para alimentar a tu bebé. Puedes hacerlo solo con leche materna que te hayas extraído previamente o con leche de fórmula, si no tienes una producción suficiente. Su gran ventaja es que te permite seguir con la lactancia aunque no estés en casa, ya que puede darle el biberón otra persona.

Lactancia materna predominante 

A partir de los seis meses de edad, tu bebé puede empezar a tomar otros líquidos (como agua, zumos, etc.) y alimentos (purés o papillas), pero la lactancia materna debe seguir formando parte de su dieta. En este sentido, se denomina lactancia predominante cuando la leche materna sigue siendo el principal alimento que ingiere. 

Lactancia materna complementaria o parcial 

Se llama así a la lactancia que se realiza cuando la dieta principal del bebé ya está compuesta por alimentos sólidos y otros líquidos que debes introducir según las ndicaciones de tu pediatra. En cualquier caso, aunque tu bebé haya dejado de ser un lactante, puedes seguir dándole el pecho o leche materna en biberón y continuará disfrutando de sus ventajas.

Como puedes ver, existen varias opciones que te permiten mantener la lactancia materna más allá de los seis meses y seguir disfrutando de esta experiencia única. ¡No renuncies a ella si es la opción que has elegido!

¿Le has dado pecho a tu bebé? ¿Hasta cuándo? ¡Comparte tu experiencia!

Publicaciones que podrían interesarte...

Deja un comentario en esta publicación